¿Se debe sancionar a China por subestimar el coronavirus?

Trump criticó al país asiático por no brindar la información a tiempo. Responsabilidad, subestimación y otros factores que ubican a China en el ojo de la tormenta.
El Canciller - Comentarios

Hace tres meses, China avisó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) de la existencia del coronavirus. Sin embargo, el país asiático es señalado como el responsable de la pandemia y el aviso tardío al ente internacional. Sobrevuela la intención de los Estados a pedir una indemnización.

Desearía que nos hubiera dicho antes lo que estaba sucediendo. No lo supimos hasta que comenzó a publicarse”. Ese fue el mensaje de Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, para China sobre el COVID-19. El reclamo fue claro:  Trump cuestionó que el gigante asiático mantuviera bajo reserva lo que ocurría con el virus.

El pedido de juicio internacional contra China, y una consecuente indemnización, es “una movida absurda”, según Patricio Giusto, Director Ejecutivo del Observatorio Sino Argentina, el cual aborda la relación estratégica entre Argentina y el país oriental.

El especialista cuestiona si se le pediría una indemnización a los estados pobres en el caso de que haya un nuevo virus. Frente a esa situación, señala: “Solo le pedirían una reparación a China porque es un país poderoso que la puede pagar, y como es un Estado autoritario, supuestamente oculta información y las democracias occidentales entonces no. Desde ahí me parece poco sostenible también”.

Te recomendamos leer

Otros países

“La propagación del coronavirus tiene más que ver con la subestimación e improvisación de Europa y los Estados Unidos“, afirma Giusto. Y agrega: “El 12 de enero, China le entregó la secuencia del ADN del coronavirus a la OMS y recién el 30 de ese mes, el organismo declaró la emergencia a nivel mundial”.

El consultor político considera “más grave que el supuesto ocultamiento de información de China, la incapacidad y pobre respuesta de la OMS, y la subestimación del tema por parte de líderes como Donald Trump y Boris Johnson“.

A diferencia de lo que sucedió en Occidente, Corea del Sur y Singapur “actuaron rápido”. Hasta principios de febrero, explica el Director de Diagnóstico Político, “el 97% de los casos de coronavirus estaban concentrados en China, mientras que la enfermedad no era parte de las discusiones en el resto de los países“.

El especialista critica que recién el 12 de marzo, el Gobierno nacional restringió el ingreso a la Argentina de ciudadanos o quienes provengan de China, Corea del Sur, Irán, Japón, Estados Unidos, el Reino Unido e Irlanda del Norte, los Estados de la Unión Europea y los países que integran el espacio Schengen.

Ayuda

Hace unos días, la Agencia de Cooperación y Desarrollo Internacional de China (Cidca) informó que se dio asistencia a 89 países y cuatro organizaciones internacionales para combatir el coronavirus.

“China es el país que más está cooperando, a nivel internacional, proveyendo insumos, asistencia técnica e incluso médicos“, sostiene el experto. A su vez, explica que “ningún otro país del mundo lo está haciendo”. Aunque reconoce que puede que los demás Estados no estén en condiciones de dar ayuda en este momento.

El consultor aclara que “Argentina es uno de los países que se está beneficiando de esa ayuda”. La embajada china en Buenos Aires envió kits de reactivos para diagnosticar el COVID-19, trajes, guantes, cofias, barbijos y termómetros.