Presencialidad (con excepciones), test rápidos y VPN: Massa y los jefes de bloque acordaron el nuevo protocolo para sesiones en Diputados

El presidente de la Cámara baja junto a representantes del oficialismo y oposición consensuaron el mecanismo de funcionamiento hasta el tres de enero.
El Canciller - Comentarios

Finalmente, luego de las dudas y especulaciones que corrieron esta semana por el fin del protocolo para sesiones remotas, oficialismo y oposición alcanzaron un nuevo acuerdo para el mecanismo de funcionamiento que se comenzará a implementar a partir de la semana próxima.

El viernes por la noche, a partir de la reunión de Labor Parlamentaria que se realizó en forma presencial en el Salón de Honor con la participación de Massa y de los jefes de todos los bloques, se consensuó el nuevo protocolo para la Cámara hasta el tres de enero.

En el encuentro del miércoles, además del titular de la Cámara baja, estuvieron Máximo Kirchner (Frente de Todos), Mario Negri (UCR-Juntos por el Cambio), Cristian Ritondo (PRO); Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica); Eduardo ‘Bali’ Bucca (Justicialista); Alejandro ‘Topo’ Rodríguez (Consenso Federal); José Luis Ramón (Unidad y Equidad), Luis Di Giacomo (Juntos Somos Río Negro), Nicolás del Caño (PTS-Frente de Izquierda); Romina del Plá (Frente de Izquierda y de los Trabajadores) y Felipe Alvarez (Acción Federal), entre otros.

En concreto, el acta suscripta por todas las fuerzas parlamentarias establece un funcionamiento presencial en el recinto con excepción para los mayores de 60 años y personas que integren grupos de riesgo. 

A su vez, los legisladores deberán realizarse un test rápido de PCR antes de cada sesión, que podrán optar por hacerlo en forma particular o con el equipo médico del Congreso, según un acuerdo con el Ministerio de Salud. En este último caso el diputado o diputada deberá esperar seis horas el resultado aislado o aislada en su despacho.

Por otro lado, se procurará mantener el distanciamiento por lo que no podrá haber más de 120 diputados al mismo tiempo sentados en sus bancas, salvo al momento de votar, que seguirá realizándose por VPN para unificar la modalidad entre quienes estén en el recinto y quienes sesionen desde sus domicilios.

Además, cada bloque tendrá a la mitad de sus integrantes sentados en sus bancas mientras que el resto seguirá la sesión por la señal Diputados TV, como espectadores, desde sus despachos. De ese modo, la presencialidad en el recinto será rotativa.

Respecto del funcionamiento de las comisiones, estas podrán continuar sus debates de manera virtual pero la firma de los dictámenes deberá ser presencial (nuevamente, exceptuando mayores de 60 y personas de riesgo que podrán hacerlo digitalmente).

La primera prueba de este nuevo protocolo será la sesión preparatoria en la que se renovarán autoridades, el miércoles 9, mismo día en que se realizará la reunión de Labor Parlamentaria de cara al debate del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo y el de los 1000 días. Justamente, se espera que esta sea una sesión extensa y con gran repercusión por el impacto del tema que podría extenderse más de 24 horas.