Alberto Fernández dio los primeros lineamientos de su plan económico. Adelantó que, de convertirse en presidente, llevará a cabo un programa de dólar caro y congelamiento tarifario. Pero lo que más llamó la atención fue el anuncio de un aumento del 20% de las jubilaciones, financiadas con “los intereses de las Leliq que la Argentina está pagando todos los días". La iniciativa fue vista como un “default” del activo que utiliza el Banco Central para absorber pesos. 

Este lunes por la mañana, Fernández y economistas cercanos a él desmintieron que exista una intención defaultear las Leliq. “Nunca dije eso”, remarcó el candidato en contacto revista Noticias.

Vamos a bajar la tasa de las Leliq. Eso no tiene nada que ver con defaultear. La deuda por intereses de las Leliq equivale al presupuesto de un año de la provincia de Buenos Aires y a dos presupuestos de Santa Fe”, subrayó en Radio 10; y agregó: "Con diez días de intereses de Leliq se puede garantizar los medicamentos gratis por un año a los jubilados. Yo elijo lo segundo".

Matías Kulfas, economista del grupo Callao, explicó que “Alberto dijo ‘dejar de pagar los intereses de las Leliq’, no dijo que iba a dejar de pagar el capital. Por tanto, no hablaba de default porque los intereses no se defaultean. La idea es bajar las tasas de las Leliq que se renuevan cada siete días y que así haya más crédito en la economía para las pymes”.

La explicación de los dichos de Alberto sobre los intereses de las Leliq

Matías Kulfas

En tanto, Guillermo Nielsen, economista que acompaña al candidato desde 2002, dijo: “Desmiento que Alberto Fernández no va a pagar los intereses de las Leliqs ni defaultear el BCRA. Una cosa es pagar menos intereses a partir de generar más confianza y actividad económica, otra defaultear".

La explicación de los dichos de Alberto sobre los intereses de las Leliq

Guillermo Nielsen