Tras una semana cargada por el debate alrededor de los ganadores y perdedores de la marcha del #17A, la conducción de la principal coalición opositora concretó su encuentro de rutina acordado luego de los cruces por la salida de varios comunicados sin consenso.

La novedad: el reencuentro virtual entre el ex jefe de Estado, Mauricio Macri, desde Zurich, con Rodríguez Larreta, quien se había ausentado del último meeting. También participaron representantes del PRO, Coalición Civica y la UCR pero, esta vez, pegaron el faltazo María Eugenia Vidal y Miguel Ángel Pichetto.

Reforma judicial y telcos hay acuerdo

A pesar de los pronunciamientos disonantes de Cobos y Valdés, desde la alianza opositora ratificaron su rechazo en el Congreso a la iniciativa de reforma judicial y al decreto presidencial que declara a las telecomunicaciones como servicio esencial.

Un signo de pregunta abierto

Por fuera de los acuerdos, volvió a resaltar el contrapunto que existe (y perdura aunque no fue explicitado) entre "halcones" y "palomas" por las manifestaciones callejeras, motivado esta vez por la  convocatoria a movilizar al Congreso el próximo miércoles contra la reforma judicial.

Nuevamente se optó por un discreto silencio institucional o partidario, pero algunos dirigentes volverían a acercarse a la protesta.

La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, por caso, se despachó en la previa al encuentro sin medias tintas: "La cosa light no me cabe", dijo en referencia al distanciamiento que el Jefe de Gobierno porteño procuró respecto del #17A.

[recomendado postid=115823]

También el expresidente Macri fue un enfático defensor de la convocatoria. En estas condiciones, más allá de la tregua, los cruces entre "duros" y "blandos" prometen reeditarse.