La seguridad es uno de los ejes del debate de cara a las PASO. Y tanto desde el oficialismo como la oposición apuntan a mostrar logros y errores en esa materia, a nivel nacional y provincial.

En ese contexto, los datos difundidos en el informe anual de la Procuración General bonaerense, que dan cuenta de un incremento de los distintos tipos de delitos en el 2018, apuntó cruces entre oficialismo y oposición en la provincia de Buenos Aires. 

Según las estadísticas, que se elaboran en base a las causas que se tramitaron en la Justicia provincial, entre 2018 y 2017 subieron un 63 por ciento los robos, un 55,4 por ciento las estafas, un 50 por ciento los secuestros, y los homicidios en ocasión de robo se dispararon un 25 por ciento. Sólo se contabilizó una baja en los homicidios comunes, cuyo descenso fue de 5,1%.

Cruces

Desde la oposición, legisladores e intendentes k apuntaron contra la gestión en seguridad de la Provincia en base a los datos del informe.

Fuentes de la gobernación, por su parte, sostuvieron que el incremento responde a medidas como la implementación de nuevas modalidades para denunciar, que impactan en el sistema informático del Ministerio Público; como el sistema de información delictual que digitaliza las denuncias policiales en los municipios; y las investigaciones iniciadas a partir de las que se realizaron vía la aplicación que se descarga en el celular. 

Las investigaciones por secuestros extorsivos, que por decisión de la Corte Suprema deben ser investigadas primero en el fuero federal, se inician en la provincia de Buenos Aires cuando éste se declara incompetente. 

Después de los dichos de Fernando Espinoza, precandidato a intendente de La Matanza, se sumaron otros como Francisco Durañona, intendente de San Antonio de Areco. También de Andrés Watson, intendente de Varela, y su antecesor, ex barón barón del conurbano, Julio Pereyra, actual diputado provincial.

En su recorrido por el conurbano este martes junto a Juan Zabaleta, intendente de Hurlingham, el candidato a gobernador Axel Kicillof lo vinculó el incremento del desempleo.

Tras los dichos de Espinoza, el ministro de Seguridad de la provincia, Cristian Ritondo, había dicho en declaraciones radiales que "hay intendentes a los que la seguridad no les importa, como en La Matanza". Defensió la creación de estadísticas creíbles, y aseguró que en abril de este año se había registrado índice cero en lo que refiere a secuestros en la provincia.