La decisión del Gobierno nacional de cambiar el cobro de las jubilaciones  provocó críticas de distintos espacios.

La principal oposición, Juntos por el Cambio publicó un comunicado con las firmas de Patricia Bullrich -presidenta del PRO-, Alfredo Cornejo -titular de la UCR-, Maximiliano Ferraro -presidente de la Coalición Cívica-ARI- y Miguel Angel Pichetto -excandidato a vicepresidente-, dónde aseguran que "la mitad de los jubilados va a cobrar menos de lo que les corresponde".

Y sostienen que los jubilados que en febrero cobraron más de $16.200, ahora "recibirán aumentos inferiores a la fórmula establecida por ley".

Además, cuestionaron que la medida se haya tomado mediante un decreto. "Por primera vez en más de 10 años, un Gobierno actualizó ayer las jubilaciones por decreto, discrecionalmente, según sus necesidades políticas y fiscales del momento", reza el documento.

Del mismo partido, Graciela Ocaña escribió en Twitter que "en campaña prometieron subir 20 por ciento las jubilaciones. Mintieron. Perjudican a los que trabajaron y aportaron más de 30 años a la Argentina".

Desde el Frente de Izquierda sostuvieron que el Gobierno hizo "un recorte de $2.800 millones al mes", como consecuencia del aumento del 2,3% más una suma fija de $1500. Nicolás del Caño sostuvo Alberto Fernández eligió a las entidades bancarios por sobre los jubilados.

Myriam Bregman y Nicolás del Caño, del Frente de Izquierda.
Myriam Bregman y Nicolás del Caño, del Frente de Izquierda.

"Todo lo contrario a lo que dijo en la campaña. Una estafa política", sostuvo en Twitter.