Subas de $197 y pérdidas de $8000: los cambios en los haberes jubilatorios (según ingresos)

La mitad de los pasivos ganará con los aumentos del Gobierno, pero el resto sufrirá importantes perjuicios.
El Canciller - Comentarios
@luis Alejandro ¡ Bien por el gobierno...

Mientras estudia una nueva fórmula para cumplir con la exigencia de la Corte Suprema, que exhorta al Poder Ejecutivo a establecer un mecanismo de ajuste previsional establecido por ley, el Gobierno nacional definió que en el segundo trimestre del año las jubilaciones suban un 2,3%, más la aplicación de un monto fijo de $1.500. Y si bien más de la mitad de los adultos mayores se verán beneficiados con la disposición, las pérdidas para algunos de ellos superarán los $8.000 mensuales.

El primer objetivo de la Casa Rosada con los nuevos aumentos fue achatar la pirámide, o bien bajar las jubilaciones más altas en beneficio de los haberes mínimos. Así, los jubilados que perciben los montos más bajos tendrán un alza en sus ingresos del 13%, mayor al 11,56% que les garantizaba el cálculo anterior, derogado en la Ley de Emergencia Económica.

Si a ese porcentaje se le suman los dos bonos de $5.000 otorgados a esa franja de pasivos en diciembre y enero, el incremento en el último trimestre será de 18,8%. El haber mínimo, que contempla a casi la mitad del sistema, pasará de $14.068 a 15.891.

Te recomendamos leer

Sin embargo, para el resto de los jubilados y pensionados, las subas serán menores a las que estipulaba el régimen previsional que promulgó el macrismo en diciembre de 2017, con ayuda de la oposición en el Congreso y en medio de enormes desmanes en las afueras del Parlamento.

Todos los jubilados que cobren más de $16.300 percibirán menos que lo que les hubiera correspondido previo a la derogación del Gobierno. En defensa de la medida, el director de la ANSES, Alejandro Vanoli, puntualizó que en la gestión anterior los ingresos mínimos de los adultos mayores sufrieron una caída del 18,5% en términos reales.

En diálogo con Radio Mitre, el defensor de la Tercera Edad, Eduardo Semino, criticó en duros términos los aumentos del Ejecutivo, adelantó que la disposición motivará juicios y aseguró que planteará la inconstitucionalidad de la iniciativa frente a la Justicia, por ser “violatoria de un montón de normas constitucionales”.

FOTO NA: DAMIAN DOPACIO

Del nuevo esquema surge que los haberes mínimos se incrementarán en $197 mensuales respecto a lo previamente establecido por ley. Las jubilaciones más altas, por su parte, perderán $8043 en el mismo período. En el medio, los pasivos que perciban más de $16.300 cederán mayor poder adquisitivo a medida que mayores sean sus remuneraciones.

Los que cobren $20.000, perderán $352 mensuales; los de $30.000, $1278; los de $50.000, $3130; los de $70.000, $4.982; y así hasta llegar a quienes reciben $103.000 por mes, que sólo verán crecer sus haberes en 3,75%.