Fueros para rato: posterga Cambiemos el debate y evita otra derrota en el Senado contra Cristina

Si Cristina Kirchner no fuera senadora de la Nación debería ir a prisión, según la orden dictada por el juez Claudio Bonadio acusada por encubrimiento en el marco de la causa por el atentado a la AMIA, a raíz del memorándum con Irán durante su primera presidencia.

Sin embargo, el terreno político se mueve en otro lugar, en el espacio de las especulaciones y conveniencias de unos y otros sectores. Es decir, los fueros de CFK se convirtieron en la vedette de esta semana: finalmente el PJ y Cambiemos definió postergar la sesión prevista para hoy para tratar este tema.

Entonces, los jefes de los bloques que conforman el Senado y las autoridades de la Cámara alta definieron este jueves no avanzar de inmediato con el pedido de desafuero de la senadora de Unidad Ciudadana, la dirigente del peronismo que cuenta con la mayor aprobación, pero a su vez con una alta imagen negativa.

¿Cuál es la primera impresión que alerta en la Casa Rosada? Los Pichetto, Massa y Bossio, dirigentes de peso en el ámbito legislativo, no colaboran con las expectativas de Cambiemos y empiezan a jugar su propio partido de cara al 2019. Es decir, no regalan votos para avanzar, ni siquiera, con una enemiga en común, a pesar de algunos acercamientos del rionegrino: Cristina Kirchner.

A su vez, según confirmaron varias fuentes a El Canciller de la calle Balcarce 50, la compleja ilusión de alcanzar los votos para quitarle los fueros a la ex presidenta desactivó una bomba que pudo convertirse en una nueva derrota del oficialismo en el Senado.

Según la legislación, si la Comisión no se expide sobre el pedido de la justicia, la Cámara tiene 180 días, desde el ingreso del pedido de desafuero, para debatir la cuestión en el pleno del recinto. Por eso, el plazo de los 180 días hábiles corre desde el 21 de marzo y se cumplirá en noviembre.

¿Cuál es el límite del peronismo? Con 24 integrantes, la oposición colaboracionista del Senado ya advirtió que el desafuero de Cristina sólo es procedente ante una sentencia firme por parte de la Justicia.

Golpe efectivo. A pesar de no contar con los votos, en Cambiemos sienten un triunfo parcial a raíz del debate en los medios y el control de una agenda cargada por aumentos, tarifazos e incertidumbre sobre el futuro económico ante el inminente acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.