El 4 de junio, a raíz de una columna publicada por el director de diario Perfil, Jorge Fontevecchia, en la que aseguró que Roberto Lavagna no iba a bajar su candidatura presidencial a pesar de los ofrecimientos que recibe tanto desde el Gobierno como desde sectores empresarios (en dinero) para que baje su candidatura, el fiscal federal Jorge Di Lello abrió una investigación para corroborar la veracidad de la información.

En la publicación de Perfil, Fontevecchia reveló: "Se rumorean ofertas de 8 millones de dólares de un grupo de empresarios para que Lavagna no sea candidato”. "Si el hecho existió es políticamente inmoral e inviable", aseguró Di Lello por entonces.

Ahora, el ex ministro de Economía remarcó que su "primer conocimiento" del supuesto ofrecimiento de 8 millones de dólares que habría recibido fue a partir de un artículo publicado en un semanario porteño. "Todos saben que hubo intentos reiterados de que yo renuncie a mi candidatura y, obviamente, no lo han conseguido ni lo conseguirán", resaltó el economista.

La definición de Lavagna sobre el caso es paradójica porque Fontevecchia es uno de los editorialistas que defiende a la fuerza de Lavagna. "La tercera vía puede hacerle más difícil la elección en primera vuelta a Macri pero después le sería fundamental en un ballottage y, si ganara, luego para gobernar. La tercera vía no es un nombre propio –Lavagna, Massa si no se acercara al kirchnerismo o Urtubey–, sino un espacio esencial que precisa el país para superar el kirchnerismo no solo en la figura de la ex presidenta sino como significante del populismo mágico”, consignó el periodista el 6 de abril.

En tanto, el ex presidente Eduardo Duhalde había declarado el pasado lunes también como testigo: había asegurado que la versión surgió de punteros políticos cuya identidad ideológica no atribuyó. Además, aclaró que el rumor sobre el ofrecimiento de dinero surgió en el ambiente empresarial y político.