Encuentros sociales, nocturnidad y control en transporte: las coincidencias en medio de la grieta

Oposición y oficialismo buscan cerrar un acuerdo sobre las nuevas restricciones.
El Canciller - Comentarios

Mientras los contagios de coronavirus muestran un aumento incesante, las autoridades del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) -zona más afectada en la actualidad- se encuentran ultimando detalles de las medidas para paliar la situación. Las reuniones en Casa Rosada entre las gestiones de Provincia y Ciudad, con la mediación de Nación, evidenciaron las diferencias, fiel reflejo de la grieta. Sin embargo, coincidieron en tres ejes a los cuales apuntar: nocturnidad, transporte público y reuniones sociales.

Así lo confirmó el ministro de Salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), Fernán Quirós, en conferencia de prensa, y detalló que las discrepancias tienen que ver con “la intensidad y la modalidad” de las medidas restrictivas. 

Los planteos

Provincia llegó a los primeros encuentros planteando un escenario de fuertes cierres en un lapso de tiempo determinado. Cruzando la General Paz, en CABA, son reticentes a volver a un esquema similar al de 2020. Conciliar las dos visiones será el trabajo de las próximas horas. Seguramente haya una intervención más fuerte del gobierno nacional para cerrar un acuerdo y redactar el decreto para que esté publicado antes del viernes, cuando se vencen las medidas vigentes hasta el momento. 

En principio, las certezas están relacionadas a restringir la actividad nocturna entre las 22 o las 0 horas y las 6 de la mañana. En ese lapso, los locales gastronómicos y bares deberán cerrar sus puertas. Además, el transporte público quedaría restringido sólo para personal esencial, docentes y alumnos, mediante fuertes controles y supervisión de los permisos en la aplicación Cuidar. También, los encuentros sociales quedarían limitados (actualmente se permiten hasta 10 personas en lugares privados).

Las reuniones fueron protagonizadas por los jefes de gabinete Santiago Cafiero (Nación), Felipe Miguel (Ciudad) y Carlos Bianco (provincia), los titulares de Salud Carla Vizzotti y Fernán Quirós, y el viceministro de Salud bonaerense Nicolás Kreplak. Sin embargo, el temario conversado allí trascendió esos nombres y se coló en la reunión que los principales dirigentes de Juntos por el Cambio mantuvieron este martes, tras la cual difundieron un comunicado. “Nos parece particularmente preocupante que frente al fracaso de la estrategia sanitaria del gobierno nacional la respuesta repetida sea insistir con restricciones excesivas y mal calibradas”, lanzaron. Además, llamaron a “defender la mayor normalidad posible” y garantizar “el derecho a la educación, el trabajo y el ejercicio de las libertades fundamentales”.

Repercusiones

Como era de esperarse, el comunicado, que salió pocos minutos después de conocerse que la Argentina había registrado más de 20 mil casos de Covid, generó fuertes cruces entre oficialismo y oposición.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, cargó con munición gruesa: “Acabo de leer el comunicado de Juntos por el Cambio que rechaza toda medida de cuidado. Confieso que pensé que ya nada podía sorprenderme del macrismo”, expresó en su cuenta de Twitter. En otra publicación, agregó: “No sé si existe otro caso de tanta irresponsabilidad y oportunismo. Además, cuánta hipocresía. Intendentes y Gobernadores de JxC tomaron ya medidas restrictivas: Mendoza, Olavarría, La Plata y otros. En particular, Cornejo, mendocino, firma el vergonzoso comunicado”. Enseguida, el diputado y presidente de la UCR le respondió con dureza: “Vergonzosa es tu gestión @Kicillofok . Vacunados Vips, la violación de DD.HH en Formosa, sumale los bonaerenses inmersos en una ola de inseguridad tremenda y vos siempre mirando al costado”.

Otro oficialista que salió a repudiar el comunicado de JxC fue Cafiero, una de las voces cantantes en las reuniones de Balcarce 50. En Twitter, manifestó: “Nosotros trabajamos para cuidar a los argentinos y las argentinas, y en la coordinación diaria dialogamos con varios de los dirigentes que integran esa mesa. Generen propuestas, no chicanas. Seamos responsables en la prevención, y también a la hora de hacer declaraciones”. 

La declaración del jefe de gabinete apareció citando a Patricia Bullrich, quien planteó: “Desde la Mesa de @juntoscambioar consideramos que volver a dejar a los ciudadanos sin educación, sin trabajo y sin libertad no soluciona el fracaso del plan vacunatorio. Ya probamos la cuarentena eterna. Es inoportuno discutir sobre temas electorales. Pensemos en la gente”. 

En tanto Cristian Ritondo, jefe de la bancada PRO en el Congreso, cruzó a Cafiero en sus redes sociales: “Aumenten los testeos y traigan las vacunas que prometieron. Eso sí, vacunen a los que más lo necesitan y no a sus amigos. Ah, y recuerde que tiene que venir al Congreso: Rivadavia 1864 (CABA), lo esperamos. Dijeron que iban a priorizar la salud por sobre la economía. Al final descuidaron las dos”. 

Cerrar la grieta y acordar

Por esas horas, la grieta ardía en la red: #AbranTodo y #CierrenTodo eran los hashtags que gobernaban la noche.

Lo cierto es que antes del fin de semana el Gobierno deberá definir un decreto en el que se aplicarán medidas restrictivas para contener la segunda ola del coronavirus en el AMBA y otras regiones conflictivas. El contenido de la resolución aún no está del todo claro, pero algunos puntos como la nocturnidad, el uso de transporte público y las reuniones sociales superaron las divisiones y seguramente tendrán su renglón en una nueva etapa de la pandemia.