Debate por el Procurador, Trump-Biden y la evolución del dólar: las tres claves de la semana

El oficialismo busca avanzar en la reforma del Ministerio Público Fiscal mientras Juntos por el Cambio se debate en torno al apoyo a Rafecas. Las elecciones norteamericanas pueden modificar el tablero internacional y comienza una nueva batalla por los verdes.
El Canciller - Comentarios

Este lunes, el Frente de Todos proseguirá en la Cámara Alta con la reforma de la ley del Ministerio Público Fiscal, donde existen dos proyectos al respecto. El primero es el de la senadora Crexell, que propone que el Procurador General dure en su función cinco años y que pueda ser reelegido por única vez con el voto de las dos terceras partes de los miembros presentes en el Senado.

En tanto, la iniciativa de Martín Lousteau establece una duración de seis años para el Procurador General, igual que para el Defensor; y sólo pueden ser reelegidos una vez.

Para designar a un nuevo procurador se requieren los dos tercios de los votos del Senado por lo que el oficialismo  necesita sumar voluntades de la oposición. El Frente de Todos propone al juez Daniel Rafecas para ocupar ese cargo.

Sin embargo, el debate se desató en los últimos días al interior de Juntos por el Cambio cuando Elisa Carrió convocó a respaldar al magistrado como una forma de “apoyo” al presidente Alberto Fernández. Luego de sus declaraciones, la exdiputada de la Coalición Cívica se reunión en Exaltación de la Cruz con Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal.

La postura de Carrió contrastó con el pedido de Mauricio Macri al oficialismo de retirar cualquier proyecto de reforma judicial para negociar un acuerdo.
Las internas dentro de la coalición opositora se acrecentaron luego de la reaparición mediática del expresidente que reavivó las discusiones entre “halcones” y “palomos”. La conducción de JxC realizará una reunión vía Zoom para unificar criterios.

Mirando al norte

Por otro lado, esta semana puede tener lugar un hecho que patee el tablero geopolítico internacional. El martes se realizarán las elecciones a presidente en Estados Unidos en una carrera cabeza a cabeza entre el actual mandatario Donald Trump y su rival demócrata, Joe Biden.

Las encuestas por el voto popular otorgan una amplia victoria al exvicepresidente de Barack Obama pero la llave de la elección estará en los “swing states” (Estados en disputa) que determinará que candidato obtiene la mayoría de electores requerida para consagrarse al frente de la Casa Blanca.

Una derrota republicana y un regreso de los demócratas al poder implicaría un nuevo aire para la región y, en particular, para Argentina frente a la agresiva política intervencionista de Trump. Si bien una presidencia de Biden no conllevará grandes modificaciones, el gobierno especula con que el actual senador pueda ser más benevolente en las negociaciones del país con el FMI que la semana próxima realizará su segunda visita al país.

La batalla D

El lunes comienza, a su vez, un nuevo cupo para la compra de los 200 dólares en el mercado oficial para ahorristas. El gobierno viene de alcanzar la semana pasada un objetivo inmediato con la baja de la cotización del blue y los alternativos y de reducir la brecha cambiaria que había alcanzado un récord del 140%.
Para lograrlo, arriesgó considerablemente con la colocación de un nuevo bono dólar linked que fue recibido por los inversores y mercados como un “seguro contra la devaluación”.

Pero, además de poder lograr un sendero consistente de caída del paralelo y achicamiento de la brecha, el gobierno sigue con problemas en el BCRA, donde las reservas volvieron a bajar la semana pasada y acumulan una pérdida de más de 2.600 millones desde septiembre. Numerosos economistas advierten que esta situación es insostenible y que la entidad monetaria carece de fondos líquidos. El Ejecutivo lo niega pero los márgenes de acción son cada vez más acotados.