Reunión de Carrió con Vidal y Larreta y críticas de Morales a Macri: nuevos episodios de la interna en Juntos por el Cambio

El Canciller - Comentarios

Desde la reaparición de Mauricio Macri en la escena pública, el debate dentro del principal frente opositor no da tregua. Luego del inesperado respaldo a la desingación de Daniel Rafecas como procurador general de la Nación, Elisa Carrió se mostró cercana al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y a la exgobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal con una foto que dio que hablar.

La cumbre en la casa de la jefa de la Coalición Cívica (CC) en Exaltación de la Cruz es, sin dudas, un guiño de la ex diputada al sector “dialoguista” del espacio. El encuentro duró cuatro horas y contó también con la presencia de las principales autoridades de la CC, su titular y legislador porteño Maximiliano Ferraro y la diputada Maricel Etchecoin.

La charla se desarrolló luego de la polémica que generó Carrió con su apoyo a Rafecas. Para la exdiputada, Juntos por el Cambio debe ayudar al oficialismo a lograr los dos tercios en el Senado para que el juez se convierta en procurador. Mientras tanto, los demás integrantes del cónclave no expresaron su postura públicamente.

El encuentro ocurre luego de la carta de la vicepresidenta Cristina Kirchner, que convocó a un acuerdo de todos los sectores políticos y sociales.

Como parte de las tensiones en el liderazgo opositor, Mauricio Macri respondió a la convocatoria epistolar de la expresidenta con una serie de condiciones como el freno a la reforma judicial y la “defensa de la propiedad privada”. El reclamo de Macri despertó rápidamente las críticas del justicialismo a través de un comunicado.

Sumado a esto, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales criticó al expresidente por su postura y volvió a cuestionar su papel de líder en Juntos por el Cambio.

Te recomendamos leer

“La actitud actual de Mauricio Macri no le hace bien al PRO ni a Juntos por el Cambio”, disparó Morales en una entrevista brindada al diario Perfil. Además cuestionó que el exmandatario quiera “seguir ocupando la centralidad” y sostuvo que “cumplió un ciclo”.

El gobernador fue por más al expresar que Larreta debe disputarle el poder a Macri “de aquí hasta la China”. También elogió la racionabilidad del presidente Alberto Fernández, quien apoyó la asistencia para el sistema sanitario jujeño.

Por su parte, el senador Martín Lousteau compartió con el presidente una actividad organizada por la Conferencia Episcopal Argentina.

 

Como se ve, la reaparición mediática del exmandatario profundizó los choques entre el sector dialoguista y el sector duro de Juntos por el Cambio.

Hoy, los halcones del expresidente son Patricia Bullrich y Miguel Ángel Pichetto, integrantes del ala dura de la coalición. No casualmente ambos viajaron a Entre Ríos para acompañar al exministro de Agricultura Luis Miguel Etchevehere en el conflicto por la toma de tierras de Grabois llevado a cabo en el campo “Casa Nueva”.

El ex senador también se quejó que Macri “no tiene el reconocimiento” que se merece dentro de la coalición opositora.

Un elemento más que puede agregar tensiones dentro de Juntos por el Cambio es el debate por la suspensión de las primarias para el año próximo. La discusión por el ordenamiento de las candidaturas en los principales distritos será una de las principales preocupaciones de cara al año electoral.