Cierre del Coloquio de IDEA: Macri, Lacunza y el aval de los empresarios al pacto social

El Presidente y su ministro de Hacienda cerraron la reunión anual de empresarios, en la que primó el consenso por un pacto social y la reforma laboral.
El Canciller - Comentarios

Con el pacto social y la reforma laboral en el centro de la agenda, Mauricio Macri cerró este viernes por videoconferencia el 55º Coloquio de IDEA. En clave electoral, el Presidente afirmó que los empresarios le soltaron la mano tras las PASO. Desde Washington y después de reunirse con la presidenta del FMI, Hernán Lacunza indicó que la deuda argentina no es insostenible.

Los escépticos del Círculo Rojo dieron por terminado todo en las PASO”, concluyó Macri ante los ejecutivos que lo observaban en Mar del Plata. Antes, el primer mandatario admitió en su disertación que subestimó “la dificultad de lo que es erradicar la inflación en nuestro país”, pese a que aclaró que recibió “una economía en default” por parte del kirchnerismo.

En sintonía con el discurso optimista que manifiesta en cada marcha del #SíSePuede, Macri resaltó distintos tópicos de los que aseguró sentirse orgulloso. “Mejora de la calidad institucional, que hayamos vuelto a dialogar, estadísticas reales, un gobierno que rinde cuentas y que abre puertas con el mundo”, enumeró.

Pacto social y reforma laboral

En un panel que compartieron empresarios (Daniel Herrero, presidente de Toyota y Javier Goñi, gerente general de Ledesma) y sindicalistas (Sergio Palazzo y Hugo Yasky), la necesidad de alcanzar un pacto social se estableció como prioridad para los próximos meses. En la misma línea se había expresado ayer Claudio Belocopitt, de Swiss Medical.

Por otra parte, el titular de la CTA consideró posible la implementación de la reforma laboral, requerida por los empresarios. “Si se da en el marco de una discusión con una empresa con objetivos claros e intereses recíprocos, es viable”, sostuvo.

El análisis de Lacunza

Luego de mantener una reunión en Washington con Kristalina Georgieva y Guido Sandleris, el ministro de Hacienda realizó un análisis de la situación económica ante el aplauso cerrado del auditorio marplatense. Entre otros conceptos, afirmó que la deuda contraída representa al 68% del PBI y que “no es insostenible”.

En este sentido, puntualizó que el país tiene “un problema de liquidez, no de solvencia”, y comentó que el FMI reconoce que Argentina “ha cumplido con todos sus compromisos fiscales, cuantitativos y cualitativos”. Pese a que reconoció que la política monetaria del Gobierno nacional no fue precisa, destacó que por cuarto año consecutivo crecieron las exportaciones y que el déficit externo se redujo en 4% del PBI.

Sica, Rosenkrantz, Pinedo y Morales

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, criticó la posibilidad de que se aplique el acuerdo social que pregona el Frente de Todos. “La historia nos dice que los pactos sociales sin sustento suficiente han fracasado”, lanzó, en tanto avaló la reforma laboral. El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Rosenkrantz, les pidió a los empresarios que se comprometan “con el acatamiento de los derechos, si de verdad quieren que el país funcione mejor”.

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, pidió por la continuidad de Guido Sandleris en el Banco Central. Según consignó NA, ese pedido será presentado por los empresarios a Alberto Fernández de cara a un eventual próximo Gobierno. Fernández rechazó esa posibilidad. Por último, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, deseó que “después del 28 de octubre, Alberto Fernández y Macri estén juntos y recorran el mundo”.