Utiliza el FPV la denuncia de Rozanski para poner en duda la transparencia de Cambiemos y Garavano

El Canciller - Comentarios

El exjuez Carlos Rozanski difundió audios que mostrarían cómo el Gobierno lo presionó para apartarlo de su cargo. Ni lerdo ni perezoso, el bloque de diputados del FPV-PJ anunció que pedirá el juicio político contra Germán Garavano, y de cara a octubre, se ponen en juego las banderas de campaña de la Rosada: la lucha contra la corrupción, la transparencia y la república.

El pedido surge después de que Rozanski formalizara una denuncia por extorsión ante el juzgado de Alejo Ramos Padilla, contra el ministro de Justicia y Luis María Cabral, consejero de la Magistratura.

El exjuez federal aseguró que luego de una “violenta” operación mediática, que incluía una acusación de la secretaria María Verónica Micelli, fue citado para que presentara su renuncia en octubre de 2016.

Ahora, el exmagistrado publicó los audios de la reunión, a la vez que sostuvo que se trató de una acción de presión y amenazas, a cambio de que Garavano agilizara su jubilación. En tanto, desde el ministerio de Justicia aclararon que “no hay nada irregular”, ya que la presentación de la renuncia fue voluntaria.

Desde el bloque kirchnerista que encabeza Agustín Rossi, se adelantaron a presentar un comunicado anunciando el pedido de juicio político. “Esto se suma al ataque a jueces independientes como Alejo Ramos Padilla y al ‘coucheo’ a Leonardo Fariña para perjudicar a la ex presidenta Cristina Kirchner, maniobras en las que presuntamente participó Garavano”, expusieron.

En ese sentido, este capítulo es uno más que se suma a la lista de denuncias contra Cambiemos, que vuelve a poner en cuestionamiento tres de los pilares de campaña de cara a las elecciones presidenciales.

Mientras desde el oficialismo buscan reforzar las banderas de la lucha contra la corrupción, la transparencia y la garantización de la república frente a la crisis económica, el peronismo interpela y se adelanta a la jugada con un revés judicial.