Respalda abiertamente Fontevecchia al tercer tercio pero le exige una actualización política

El Canciller - Comentarios

En un claro guiño a Alternativa Federal, Jorge Fontevecchia llama a votar a la “tercera vía”, se anima a criticar la polarización promovida por el oficialismo y apoya al peronismo pidiendo una modernización partidaria.

Esta semana en el programa de Diego Leuco en TN, el CEO de Perfil hizo un análisis electoral y aseguró que las denuncias contra Cristina Fernández sólo la fortalecen electoralmente y que perder por dos o tres puntos en el balotaje contra Mauricio Macri le sería conveniente, en tanto la colocaría como la líder indiscutida de la oposición.

Además, redobló la apuesta y apuntó directamente contra el macrismo. Afirmó que la estrategia de Jaime Durán Barba, de profundizar la grieta para favorecer a Cambiemos, es perjudicial para gobernar, ya que en este contexto, Argentina necesita una oposición dialoguista que favorezca los acuerdos en pos de construir mejores condiciones sociales.

En medio de una crisis económica que perjudica de lleno a los sectores más vulnerables, con tarifazos y un nivel de pobreza que trepa al 32%, con un mercado pesimista que asegura que la inflación podría cerrar hasta en 40% en 2019 y con una caída generalizada en los sectores productivos, Fontevecchia apuesta al peronismo.

Si bien para el director, el espacio en el que se encuentran situados Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey, Miguel Ángel Pichetto y -según parece- Roberto Lavagna, es esencial para el país como una vía posible para superar al populismo, es también el lugar en el que comulgan aquellos que se oponen al modelo actual pero que no se identifican con el anterior.

“La tercera vía tiene una misión superior a la de un gobierno, sea quien fuere, que es la de sembrar las condiciones para que el 10 de diciembre el presidente que surja pueda acordar una mayoría con una oposición responsable”, escribió en su editorial. Este posicionamiento cercano al peronismo clásico, al que además le demanda una reformación acorde a las necesidades actuales, tiene lógica y un correlato en la situación empresarial de Fontevecchia.

Perfil no tuvo un gran pasar durante el kirchnerismo. Entre 2003 y 2015, el Grupo atravesó varios conflictos judiciales contra el Gobierno para lograr recibir pauta oficial. Tras varios fallos, incluidos dos de la Corte Suprema, finalmente obtuvo una respuesta favorable en 2011 para las publicaciones de la Editorial. Los fondos del Estado comenzaron a enviarse durante el primer semestre de 2013 y ascendieron a un total de $34,1 millones al finalizar la gestión.

Si bien en algún momento Fontevecchia tuvo la esperanza de que el flujo de fondos se abultara con el recambio presidencial, esto no fue así. Teniendo en cuenta la inflación, en términos reales, la caída de la pauta fue del 60% entre 2015 y 2018, impacto que se vio reflejado en la porción recibida por el Grupo. Además, el oficialismo puso dinero en el mundo virtual mucho más que cualquier otro tipo de prensa favoreciendo con propaganda política a los gigantes de internet, con inversiones millonarias en redes sociales con compañías como Facebook y en posicionamiento digital con Yahoo y Google.

Para ese momento, Perfil ya se había mudado a su nueva redacción en Barracas que parecía muy prometedora y había comprado las licencias de Net TV, Caras TV y Radio Perfil. En la actualidad, sólo la primera está funcionando y para las segundas dos, casi no hay inversión.

En este contexto, el pedido de ir por una tercera vía, no provoca asombro. Más allá del análisis circunstancial del terreno electoral en el que confluyen y juegan dos fuerzas mayoritarias, mostrar desde su visión el atractivo del peronismo federal parece razonable y podría tener un impacto en las urnas.