Durante el fin de semana se llevaron a cabo árduas negocicaciones para que el gobernador rionegrino Alberto Weretilneck y su partido, Juntos Somos Río Negro, se alíe con Juntos por el Cambio en las elecciones nacionales. Con Miguel Ángel Pichetto como intermediario y con expectativas de que lo acompañen en el salto macristael oficialismo nacional buscaba convertirse en una alternativa competitiva en una provincia en la que hace unos meses salió tercero cómodo. Finalmente, Weretilneck confirmó este martes que su espacio competirá en las próximas elecciones nacionales con boleta corta, es decir, sin apoyar a ningún precandidato presidencial.

Las posibilidades de llegar al acuerdo buscado eran bajas. En su campaña provincial, Weretilneck jugó al "rionegrismo" y se desmarcó constantemente de las elecciones nacionales, una jugada totalmente contraria a la de su principal contrincante, Martín Soria. La estrategia en el pago chico le sirvió para revalidar, a través de Arabela Carreras, la gobernación de la provincia. Impugnada su candidatura por la Corte Suprema, el actual mandatario estudia presentarse como senador nacional, aunque las candidaturas no están cerradas.

"Está claro que los rionegrinos hemos entendido que el único partido auténticamente provincial, con dirigentes que miran lo provincial es Juntos Somos Río Negro. En una elección que va a estar muy polarizada, en la que cada día más se agranda esta grieta que hay entre los dos partidos nacionales, estoy convencido de lo que van a querer los rionegrinos es tener senadores y diputados nacionales propios, que no dependan de lo que les digan desde Buenos Aires, que no obedezcan al líder partidario de ese momento, sino que tengan pensamiento auténticamente provincial", sostuvo el mandatario patagónico.

En diálogo con FM 100.9 de Río Negro, Weretilneck señaló que "no son decisiones que se puedan tomar rápidamente y entre pocos, sino que la idea era que las máximas autoridades del partido sean las que definan la decisión de Juntos para las elecciones". "No hubo mayores discrepancias. Hicimos un análisis de lo difícil que es una elección de estas características, pero también hay que tener en cuenta que hoy la situación de Juntos es de mucho respaldo de la comunidad y mucho acompañamiento, por lo que primó la idea de participar" en los comicios nacionales, añadió el gobernador saliente, en alusión al triunfo que obtuvo el espacio en las elecciones locales.

Río Negro: Weretilneck y la boleta corta para no jugar con Cambiemos

En ese sentido, se mostró confiado en que, pese a las dificultades que tendrá el frente provincial por disputar las bancas en el Congreso en una elección polarizada, tendrán "un gran acompañamiento de los rionegrinos, porque más allá del Presidente que elijan, van a querer senadores y diputados que defiendan a la provincia"."Confío en que vamos a tener un buen corte de boleta, un buen resultado", subrayó Weretilneck, quien apeló a la "inteligencia de los rionegrinos".

De esta manera, Juntos Somos Ríos Negro evitó apoyar a alguno de los tres principales precandidatos presidenciales, como son Mauricio Macri, Alberto Fernández y Roberto Lavagna.