El proyecto ingresaría por el Senado. Con estas medidas, el Gobierno busca eliminar las expectativas de default que tienen los inversores, dado que el nivel de reservas era menor a los vencimientos de corto plazo, sobre todo teniendo en cuenta el ritmo en el que las mismas se estaban achicando por las ventas del BCRA en el mercado cambiario para contener el valor del dólar. El oficialismo apunta, según confirmó Federico Pinedo, a que la divisa norteamericana se mantenga en la línea de los $60.

Según la aritmética oficial, este reperfilamiento permitirá al Central contar con más reservas para intervenir. De esta manera, la entidad monetaria que conduce Guido Sandleris tendrá más poder de fuego para controlar el valor del dólar. Los estrategas del Gobierno, que sueñan con un escenario de épica electoral, consideran que la imagen de Macri está atada al valor del tipo de cambio. Contabilizan que las medidas permitirán sumar u$s 9000 millones para futuras intervenciones y vencimientos hasta octubre.

Lacunza también abrió el camino a la renegociación con el FMI, en línea con uno de los pedidos que con más insistencia realizó el candidato opositor, Alberto Fernández. Según publicó La Nación, el líder del Frente de Todos, que decidió mantener el silencio luego de los anuncios, lanzó señales de aprobación puertas adentro. 

Lavagna también respaldó las medidas. El candidato de Consenso Federal insiste con que se decrete la emergencia alimentaria de forma inminente. Marco, hijo del exministro, subrayó que el Gobierno "empezó a renegociar y liberar vencimientos con el Fondo de los próximos años. Esto es una buena noticia", aunque adviritió que “con respecto a los títulos de corto plazo, están pateando el problema para el próximo Gobierno”.

El plan del Gobierno para “reperfilar” los vencimientos de deuda se gestó en la reunión en Casa Rosada del Presidente, el jefe de Gabinete Marcos Peña, Lacunza, el titular del Central Guido Sandleris y la gobernadora María Eugenia Vidal. Aseguran que serán suficientes para contener la divisa. De todos modos, algunos economistas remarcaron que podría haber nuevos anuncios más tarde, en línea con una mayor limitación a la compra y venta de divisas.