En conferencia de prensa, el ministro de Trabajo Claudio Moroni anunció algunas de estas medidas.  Se autoriza a todos los agentes del sector público nacional a no concurrir al lugar de trabajo. Podrán trabajar desde sus domicilios en cualquiera de las modalidades de contratación.

Se otorgan licencias a todos los agentes del sector público y privado que tengan hijos menores escolarizados. En este caso, la licencia se otorga a uno de los padres y/o tutores. Además, las embarazadas, mayores de 60 y grupos de riesgo de los sectores público y privado quedan liberados de concurrir a su lugar de trabajo.

Se aclaró que todo el personal del servicio público y privado de salud se considera servicio esencial, por lo que deberán concurrir a sus lugares de trabajo.

Asimismo, se recomienda a las empresas del sector privado que trabajen con la mínima cantidad de empleados, y adopten medidas para trabajar a distancia.