Si bien no habrá internas en la discusión presidencial, es decir, todos los frentes irán con fórmula única, sí habrá internas en numerosos distritos. Según consigna la periodista Gabriela Pepe en Letra P, el oficialismo usará las PASO en 13 provincias y el peronismo tendrá competencia en siete distritos. La principal crítica que hacen quienes pregonan por suspenderlas es sobre su costo, que ascendería a los cuatro mil millones de pesos.

Petri, diputado de Cambiemos por la provincia de Mendoza, remarcó que "lo que se busca es aliviar la vida a la gente. Es un sinsentido que obliguemos a participar a la ciudadanía de una PASO donde los partidos políticos alcanzaron acuerdos que evitan cualquier tipo de competencia electoral". En el mismo sentido, reveló que enviará, en los próximos días, un proyecto para eliminarlas.

Grieta amarilla en la eliminación de las PASO: Pichetto, a contramano del radicalismo

Luis Petri, diputado nacional.

El precandidato a vicepresidente por el frente oficialista Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, consideró hoy que sería "muy complicado" modificar la ley electoral vigente para suspender las próximas PASO, tal como reclaman algunos sectores. "Me parece algo complejo. En realidad va a haber un debate ahora en el Congreso, pero frente a la proximidad de las elecciones primarias, no lo veo fácil. Tal vez, la norma tendría que haberse cambiado con anterioridad", opinó al respecto el actual senador nacional del PJ.

Además, el rionegrino explicó que no cree que el proyecto presentado por el radicalismo para sacar esta instancia de los comicios vaya "a poder pasar por ambas Cámaras" antes de agosto, cuando está previsto que comience el proceso de votación. Sin embargo, en declaraciones a La990, Pichetto consideró también que "desde el punto de vista práctico", habiendo "una sola lista (en todos los partidos políticos), son innecesarias" las PASO. "El Gobierno no tiene ningún temor, ningún miedo a las primarias. Van a marcar a fuego lo que será el resultado de la primera vuelta de octubre", analizó.

En tanto, el jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, tildó hoy de "disparate" la posibilidad de que una ley del Congreso pueda suspender la realización de las PASO del próximo 11 de agosto. "Es un disparate porque el proceso electoral se inicia en el mismo momento de la convocatoria de las elecciones. Es claramente ilegal porque modifica el proceso electoral en desarrollo", manifestó el santafesino.

Algunos analistas políticos y económicos aseveran que las PASO tendrán importantes consecuencias en el comportamiento electoral y de los mercados. La tercera vía, el espacio que encabeza Roberto Lavagna, disiente con el Gobierno en la necesidad de eliminar las primarias. El kirchnerismo tampoco está de acuerdo, por lo que avanzar en el Congreso será difícil para el oficialismo.

En particular, los economistas aseguran que los mercados mirarán con atención los resultados de las primarias y que una victoria abultada de Alberto Fernández podría generar complicaciones en la macroeconomía argentina, porque los inversores podrían dolarizar sus carteras por el "miedo” a que vuelva Cristina Kirchner.

Ese costo económico se reflejaría en un costo político para el oficialismo, ya que vería mermadas sus posibilidades de ganar por un nuevo golpe al timón económico (el aumento del dólar se trasladaría a precios). En ese sentido, el oficialismo busca mantener un dólar "planchado” de cara a los comicios para que mejore el bolsillo de los votantes. Entre más tiempo "gane” el Gobierno de cara a los comicios, más posibilidades hay de que se refleje el "verano” económico que quiere crear el Gobierno.