Cola de empresarios a la espera de una reunión con Alberto Fernández (según Morales Solá)

Joaquín Morales Solá

Los empresarios argentinos pasaron de Olivos a Puerto Madero sin pudor. Hacen cola para ver a Alberto en su casa o en sus oficinas particulares de la avenida Callao. Son los mismos que, según inmejorables funcionarios oficiales, apretaron el "botón" y se llevaron el dinero del país (en dólares, desde ya)”, advirtió JMS. 

Para el editorialista, “nunca hubo una relación fluída de Macri con los empresarios” ya que muchos nunca le perdonaron al primer mandatario que “no haya hecho nada para salvarlos de la causa de los cuadernos”. 

¿Qué podía hacer Macri si el tema estaba en manos de la Justicia? Muchos argentinos importantes, no solo exfuncionarios, creen que la Justicia debe manejarse con órdenes políticas”, subrayó. 

En el mismo sentido, Morales Solá concluyó que aunque Alberto Fernández todavía no es presidente electo, empresarios y mercados “lo tratan como si ya lo fuera”. “Es cierto que es muy difícil para el Presidente revertir los resultados de las primarias, pero no es imposible. El cambio de la tendencia es posible, pero poco probable”, remarcó.