El frente Cambiemos enfrenta este martes el primer desafío de cara a las aprobación del Presupuesto 2019: la firma del dictamen de comisión del proyecto. En una reunión prevista a partir de las 10:00, el oficialismo intentará conseguir el despacho de mayoría y así dejar listo el texto para desembarcar mañana en el recinto.Si todo sale como espera Cambiemos, hoy habrá dictamen y rápidamente se convocará a una sesión especial para tratarlo este miércoles.

La urgencia del Gobierno para contar con el proyecto aprobado tiene que ver con la condición que puso el Fondo Monetario Internacional (FMI), sobre que si no hay Presupuesto con déficit cero, no hay acuerdo. Por eso, el oficialismo se fijó un cronograma de fechas que debe cumplir a rajatabla si quiere llegar con el proyecto aprobado antes de que comience la cumbre del G20, el próximo 30 de noviembre.

Este martes es la primera fecha marcada en rojo en el calendario de Cambiemos. Las negociaciones para introducir modificaciones al Presupuesto 2019 se extendieron hasta última hora del lunes y se esperaba que continuaran durante el debate en la comisión que presidente el macrista Luciano Laspina.

Ayer, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, se pasó todo el día en el Congreso atendiendo legisladores. También estuvo su par de Transporte, Guillermo Dietrich, que participó de uno de los últimos encuentros de la jornada, en el que se acordó dar una compensación a los intendentes por los subsidios en el transporte. Según señaló Dietrich a salir del despacho de Emilio Monzó, se habló de una suma de 5.000 millones de pesos a repartir entre los municipios, aunque restaba afinar la letra chica.

El ojo del oficialismo está puesto en los opositores del Peronismo Federal, los únicos que pueden acompañar el texto, ya que la oposición más dura, como el Frente para la Victoria y el FIT ya anticipó que votará en contra. A este último grupo se sumaron en las últimas horas los diputados del Frente Renovador encabezados por Felipe Solá que se fueron el bloque y crearon Red por Argentina, un interbloque junto al Movimiento Evita y Victoria Donda que anticipó su rechazo al proyecto. Cambiemos esperaba que el massismo, al menos, se abstuviera de votar, pero ahora la lista de votos en contra agregó cinco nombres.

Por eso, la apuesta está en el bloque que lidera Diego Bossio, en el que algunos diputados votarían a favor, en línea con el pedido de sus gobernadores. En caso de lograr el dictamen, mañana el oficialismo necesitará 129 legisladores sentados en sus bancas para iniciar la sesión, un número al que solo llega con el acompañamiento de un sector de la oposición. Según afirman en el bloque, tienen 130 votos asegurados. El proyecto de Presupuesto 2019 prevé una inflación del 23% y un dólar promedio de 40,10 pesos.