Kirschbaum señaló que Rosenkrantz es cuestionado “desde el kirchnerismo por participar en causas como miembro de la Corte en las que debería haberse excusado”. El juez alega que se apoyó en la propia doctrina de la CS para decidir de qué causas apartarse. “El cuestionamiento puede continuar de manera inminente en la Justicia si se presenta, como existen versiones, una denuncia penal contra Rosenkrantz”, agregó el columnista de Clarín.

Esta denuncia no puede sustraerse ni un segundo del marco político en el que se produciría ante la Justicia Federal de Comodoro Py, siempre sensible a los cambios de tendencias en el poder”, concluyó.

Para Morales Solá, la Corte aún no resolvió su “conflicto interno” y en la semana que está iniciando “podría presentarse una denuncia contra Rosenkrantz por incompatibilidad de funciones”. El editorialista señala que se trata de una maniobra que vendría “desde dentro de la propia Corte, desde sectores cercanos al expresidente del tribunal Ricardo Lorenzetti”. Más que un juicio, están buscando la renuncia de Rosenkrantz”, aseguró en La Nación.

De esta manera, la agenda judicial retomaría la iniciativa esta semana. Rosenkrantz es presidente del tribunal desde el 1 de octubre de 2018. Logró llegar a esa silla gracias a una sigilosa jugada que Lorenzetti no pudo anticipar. Desde entonces, el ex defensor de grupo Clarín fue perdiendo poder y siendo marginado al ritmo de la caída de la macroeconomía nacional. Eso explica cómo quedó en minoría en las últimas votaciones del órgano.