Nazismo, “psiquis preparada” y 1000 días: las tres intervenciones más polémicas del debate por el aborto legal en el Senado

El Canciller - Comentarios

Tres profesionales de la salud en contra de la legalización del aborto, Gabriel Flores Ciani, Graciela Moya y Edgardo Young, protagonizaron las intervenciones que más resonaron en oposición a la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo durante el debate en comisiones del Senado.

La mujer violada puede amar a su hijo, según un expositor

El pastor evangélico Gabriel Flores Ciani sostuvo que “más allá de que tuvo una violación, la psiquis de la mamá está preparada para amar a su hijo”. El referente celeste se presentó como médico terapista, teólogo y especialista en neurociencia y bioética.

“Todos conocemos que cuando se une el espermatozoide con el óvulo, en ese momento se produce la vida y se produce una nueva célula, el cigoto, que ya envía señales al cerebro de la mamá y sus neuronas registran que hay una nueva vida, produciéndose un entrelazamiento entre la madre y el embrión“, afirmó Ciani durante su descabellado discurso.

Para él, “no hay una diferencia desde la neurociencia de un aborto legal o uno ilegal, las consecuencias a nivel psicológico se va a ver dañada de la misma manera, no es solo la consecuencia de una muerte clandestina, puede ser también en un hospital público y es prácticamente la misma situación”.

“El cerebro de una púber y de una adolescente no esta neuro desarrollado para poder decidir sobre abortar o no”, escribió el referente evangélico antiaborto en su cuenta de Twitter.

Te recomendamos leer

La médica que comparó el aborto con el exterminio nazi

La especialista en bioética de la Universidad Católica Argentina, Graciela Moya, recordó que durante la Alemania nazi “había una legislación” en la que se “eliminaban personas con discapacidad”. Asimismo, hizo hincapié en que los países del norte de Europa y en Uruguay habían disminuido los nacimientos de niños con Síndrome de Down en ese entonces.

La senadora Beatriz Mirkin le contestó: “No le voy a permitir ni a ella ni a nadie, como madre judía, que venga a decirnos a los senadores cómo tenemos que votar para no ser genocidas nazis”.

También la senadora por Neuquén, Silvia Sapag, cuestionó los dichos de la médica. “Pero en otros términos presidenta, no puede hablar así. Ella está en un ámbito que es el Congreso, no se puede dirigir como en una mesa de café o en su casa”, le dijo la legisladora oficialista a la presidenta de la Comisión de la Banca de la Mujer, Norma Durango.

Mil días

Durante su exposición, el especialista en fertilización asistida, Edgardo Young, señaló que estaba en contra de la legalización del aborto. Llamó la atención que el médico haya comentado que vio “que a la Interrupción Legal del Embarazo le ponen fecha de 1000 días”. 

Nunca entendí y nadie me explicó por qué son los 1000 días, para mí la vida humana empieza en el proceso de la fertilización, o sea en la unión del óvulo con el espermatozoide y cuando comienza la multiplicación celular, ahí se va desarrollando el nuevo ser”, expresó y las redes estallaron.

“¿Es una persona? No es seguramente, pero es una persona en potencia que debe tener el mismo valor que otra con algún tiempo de desarrollo”, se preguntó a la hora de exponer. Fue acusado de desconocer el proyecto del aborto y el Programa de los Mil días, que es de asistencia a las mujeres embarazadas que desean continuar su embarazo.