Los salarios le ganaron a la inflación de marzo, pero perdieron por goleada contra la interanual (y la pobreza crece)

Detalles de los últimos informes del INDEC.
El Canciller - Comentarios

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) informó esta semana que los salarios del mes de marzo registraron un incremento del 5% respecto a febrero. De esta manera, superaron apenas a la inflación del mismo período, que fue del 4,8%. La noticia es positiva mirada en esos términos, pero se opaca si el análisis se amplía: en el plano interanual -comparado a marzo de 2020- los sueldos perdieron un 10% contra el índice inflacionario

Pasando en limpio, la variación interanual de la inflación en marzo fue de 42,6%, mientras que los salarios tuvieron un incremento del 32,7%. De todos modos, desde el Ministerio de Economía destacaron la suba mensual del índice salarial, que configura una buena noticia para el ministro, Martín Guzmán, atestado por la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y su traspié con la fallida renuncia de Federico Basualdo a la subsecretaría de Energía. 

De acuerdo a lo detallado por el INDEC, el incremento salarial mencionado de marzo tiene su razón de ser en los aumentos de tres ámbitos: la administración pública, con el 7,5%; el sector privado registrado, con 4%; y los empleos no registrados o informales, con 4,3%

En el mismo sentido, los índices interanuales de sueldos marcaron una suba del 31,8% para el sector público; 31.5% en el rubro privado registrado; y 37,3% para trabajadores no registrados. En este caso, todos perdieron ante la inflación. 

En abril, Guzmán había analizado los altos indicadores inflacionarios. Pronosticó que en abril habría una leve mejora, y explicó que “hay circunstancias coyunturales que han estado afectando a los precios, incluyendo la inflación en alimentos, que es un problema en el mundo y en particular, en esta pandemia”. A su vez, agregó en esos términos su visión sobre los salarios y las paritarias: “Los sindicatos han mostrado un accionar responsable y alineado con los objetivos de la política macroeconómica, que busca una reducción de la inflación gradual y consistente, junto a una recuperación del poder adquisitivo y del salario”. 

Por otro lado, pero no menos importante,Los salarios le ganaron a la inflación de marzo, pero perdieron por goleada contra la interanual (y la pobreza crece) hay otro dato económico y social de la realidad que preocupa al Gobierno y a la cartera de Economía. Luego de 365 días de pandemia, hay 19,4 millones de argentinos bajo la línea de la pobreza: el 42% de la población. Los números se realzan aún más en el conurbano bonaerense, afectando al 51% de los habitantes; más de la mitad. La pérdida adquisitiva de los salarios seguramente se reflejará en el empeoramiento del indicador más doloroso de la Argentina.