En una jornada caliente, se prepara el Gobierno para darle media sanción al Presupuesto 2019

El Canciller - Comentarios

En una sesión de alto voltaje en la Cámara de Diputados, el oficialismo se aprestaba a otorgar media sanción al proyecto de ley de Presupuesto 2019, en una jornada que estuvo teñida por graves incidentes ocurridos fuera del Congreso entre manifestantes y policías de la Ciudad.

En los cálculos provisorios, Cambiemos estima que cuenta con entre 130 y 135 votos para la media sanción de la iniciativa: además de los votos propios, se valdría del aval de una porción del interbloque Argentina Federal (Justicialista y aliados), de Evolución y algunos monobloques.

Los bloques que hacen causa común para resistir la iniciativa son el Frente para la Victoria, Red por Argentina, Frente Renovador, Unidad Justicialista y la izquierda.

Los incidentes

Fueron pocos los minutos que duró el debate sobre el Presupuesto, mientras afuera del Congreso había graves enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes que rechazan el proyecto. La situación luego cambió también en el recinto: legisladores de la oposición denunciaron la represión policial, pusieron el grito en el cielo con la idea de frenar el debate y lograron que la sesión pase a un cuarto intermedio, que recién se retomó pasadas las 17.

Mientras tenía la palabra el diputado Luis Pastori (UCR-Cambiemos), integrantes de los bloques del Frente para la Victoria, Red por Argentina y el Frente de Izquierda se levantaron de sus bancas para reclamarle a quien presidía la sesión que en ese momento era el radical Luis Petri, que suspenda el debate por la represión y los incidentes. “Rescátense y paren con esta mierda”, les gritó Leonardo Grosso, del Movimiento Evita, a los integrantes del bloque oficialista.

La situación se le fue de las manos a Petri, que intentó sin éxito que los legisladores y las legisladoras volvieran a sus bancas y hasta ofreció darle la palabra al presidente del bloque kirchnerista, Agustín Rossi, pero se negó rotundamente a pasar la sesión a cuarto intermedio. La situación se desmadró cuando el presidente del bloque PRO, Nicolás Massot, invitó a pelear al diputado Leopoldo Moreau, del FPV.

En ese clima de tensión, el presidente de la cámara, Emilio Monzó, hizo levantar al radical y volvió a ocupar su silla. Fue entonces cuando Monzó apeló a su cintura política y ofreció cederle la palabra a Rossi si todos se sentaban en sus bancas. Pero Pastori se negó, el clima se recalentó y Monzó terminó ofreciendo un cuarto intermedio de diez minutos y convocando a los jefes de todos los bloques a dialogar en privado.

Luego del receso, que duró el doble, la oposición, encabezada por el kirchnerismo y la izquierda, solicitó levantar la sesión por los enfrentamientos en la Plaza del Congreso y pidió la presencia de la minsitra de Seguridad, Patricia Bullrich, para explicar el “protocolo” que se llevó a cabo y que derivó en la represión policial en la calle.

Cerca de las 16:10, Monzó anunció que el ministro de Seguridad de la Ciudad, Martín Ocampo, estaba en el edificio y dispuesto a reunirse con los legisladores. Ese encuentro duró casi una hora y la sesión se retomó recién pasadas las 17.

Sin embargo el kirchnerismo, el interbloque de Felipe Solá, el Frente de Izquierda y otros espacios opositores insistieron en suspender la sesión y amenazaron con retirarse del recinto si no liberaban a las personas detenidas por la Policía de la Ciudad en las inmediaciones del Congreso.

“Si no liberan a los detenidos, no volvemos a sesionar”, advirtió en Twitter el diputado Leonardo Grosso, del Movimiento Evita, que pidió la “inmediata libertad de Nacho Levy de La Garganta Poderosa, nuestros compañeros del Movimiento Evita y todas las personas que están deteniendo en esta cacería ilegal que se está desarrollando en este momento”.

Efectivamente, Grosso, Victoria Donda, Lucila De Ponti y los demás integrantes del espacio que encabeza Felipe Solá no bajaron al recinto al retomarse el debate, aunque sí lo hicieron cerca de las 22. El kirchnerismo, aunque había evaluado esa posibilidad, finalmente ocupó su bancada.