Emergencia, freno a la especulación y “posibilidad de revertir” la decisión: cuatro claves del cierre a la exportación de carne

Tras la medida, dirigentes del campo anunciaron un paro.
El Canciller - Comentarios

Esta semana, el Gobierno informó que Argentina suspenderá la exportación de carnes por los próximos 30 días. El anuncio suscitó reacciones fuertes en la Mesa de Enlace del campo, que lanzó un paro de ocho días en la comercialización. De esta manera, el conflicto entre el oficialismo y el sector agrario sumó un nuevo capítulo.

Aquí, las claves de la medida: 

1 – Se decidió en carácter “de emergencia” y su motivo principal tiene que ver, de acuerdo al análisis del Gobierno, con el aumento sostenido de los precios de carne vacuna en el país. 

2 – Desde la Casa Rosada apuestan a acotar el margen para movimientos especulativos del sector, mejorando y ordenando de este modo el funcionamiento y evitando, entre otras cosas, la evasión fiscal en el exterior. 

3 – El presidente Alberto Fernández explicó la decisión ante el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas, y aclaró que podría revertirse en caso de “resultados positivos”. 

4 – Las operaciones de exportación que se encuentren en curso previo al anuncio de la medida podrán continuar con mecanismos de excepción estipulados por el Gobierno.

Esta mañana, Fernández profundizó en los pormenores de la medida en diálogo con Radio 10: “Le explicaba a los exportadores de carne que se desmadró claramente la situación. Fue una reunión muy correcta, en buen tono, ellos entienden el problema, pero no les gusta la solución. Les pedí que ayuden a poner en orden el mercado interno para luego volver a abrir”, relató. En este sentido, el mandatario advirtió que no acepta “seguir viendo cómo” el precio de la carne “crece sin ningún justificativo”.