Dictamen pospuesto, ataque de una expositora “celeste” y mención al Señor de los Anillos: lo que dejó la semana de debate por el aborto legal en Diputados

Terminaron las exposiciones a favor y en contra de la interrupción voluntaria del embarazo y la próxima semana se votará el dictamen.
El Canciller - Comentarios

Este viernes termina la semana de debate en comisiones de la Cámara Baja camino a la legalización del aborto, con exposiciones a favor y en contra. La salud pública y el fin de la clandestinidad acompañaron los discursos de los pañuelos verdes. La moral religiosa, presente en los argumentos “celestes”.

El dictamen, que se iba a firmar hoy, se pasó para el miércoles que viene porque se sumaron 20 expositores -10 de cada lado-. Sin embargo, esto no alteraría la votación en Diputados, que está pactada para el jueves.

Antes del dictamen se debe resolver el nuevo protocolo de sesiones remotas que venció el lunes. Cambiemos exige que los diputados estén presentes sin excepciones. Sin embargo, el Frente de Todos no acepta la condición de la oposición porque hay varios diputados oficialistas que no pueden viajar y necesitan quórum para aprobar los proyectos de ley.

Los dos bandos interpretan de distinta manera los convenios internacionales a los que adhirió Argentina. Por un lado, los celestes sostienen que ninguno permite abortar. Mientras que los verdes dicen que no brindar esa posibilidad a niños y adolescentes es una violación de los derechos humanos, presentes en todos los tratados.

Te recomendamos leer

Una cuestión de salud

Los expositores a favor del aborto legal explicaron que sería constitucional la aprobación del proyecto. Además, hablaron sobre las evidencias científicas de cómo se reduce la mortalidad materna, dado que termina con la clandestinidad, y defendieron la autonomía de las mujeres.

El ministro de Salud, Ginés González García, eligió tres conceptos “prevenir”, “derechos” y “justicia social” para explicar porqué desde hace años promueve la legalización del aborto. “El aborto clandestino es un tema de salud, que tiene solución”, expresó.

Marcha a favor del aborto legal. Foto NA: DAMIAN DOPACIO

“He visto morir a muchas mujeres por aborto y nunca vi a una criminal: vi víctimas”, afirmó el exministro de Salud de Jujuy, Víctor Urbani. En la misma línea, la médica infectóloga Leda Guzzi contó que cambió su postura sobre este tema al ver morir a tantas mujeres por abortos inseguros. “Más allá de las visiones religiosas, es un problema de salud pública”, sostuvo como el ministro de Salud.

Por parte del CONICET, Mariana Romero, hizo hincapié en que “regular la interrupción voluntaria del embarazo nos permitirá fortalecer la estandarización de servicios, promoviendo prácticas seguras y de calidad acorde a los últimos avances del conocimiento científico”.

“Acá no hay un sector a favor de la vida y otro a favor del aborto. Porque desde que se perdió en el Senado la votación en 2018 no se salvó ninguna vida, se siguen perdiendo”, manifestó Manuel Ochandio, abogado y presidente del Instituto Laico de Estudios Contemporáneos de Argentina.

Un tema de derechos

El constitucionalista e integrante del equipo que asesora en la reforma judicial al Ejecutivo, Andrés Gil Domínguez, defendió la constitucionalidad de la ley de aborto legal. “No existen objeciones constitucionales y provenientes de los tratados sobre derechos humanos que invaliden el proyecto de ley”, explicó.

Su colega, la abogada y exjueza de la Corte mendocina, Aída Kemelmajer De Carlucci, aclaró que la ley no es contraría a los tratados internacionales. “Si no aprueban esta ley no respetan la autonomía de las mujeres ni la igualdad ni un mínimo de solidaridad social”, les dijo a los diputados.

La despenalización del aborto constituye un avance para los derechos humanos. Utilizar el derecho penal para forzar a las mujeres en ciertas circunstancias a completar un embarazo les imponen deberes insoportables y abrumadores que no son exigibles en una sociedad democrática”,  opinó José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch.

Por su parte, la filósofa feminista Diana Maffía, directora del Observatorio de Género en la Justicia del Consejo de la Magistratura de la Ciudad, afirmó que “habilitar el aborto no obliga a nadie”. Pero su penalización “sacrifica la vida de muchas mujeres en el circuito clandestino”.

Te recomendamos leer

Desde la concepción

En la vereda opuesta, los fundamentos de los invitados celestes se basaron en que la vida comienza desde la concepción, y que por lo tanto el feto es una persona. Esto implica que la madre mata al feto si aborta. “La salud no se puede alcanzar descartando otro ser humano”, consideró el obispo Gustavo Carrara, auxiliar de la Arquidiócesis Metropolitana de Buenos Aires.

Desde la visión celeste, debe existir objeción de conciencia institucional y rechazaron que haya un reproche penal para los profesiones de la salud que no quieran practicar un aborto. A su vez, consideran que la despenalización y legalización del aborto sería anticonstitucional. 

Te recomendamos leer

Momentos que marcaron el debate

– Ataque de militante celeste

Cómo vamos a discutir en tres días si Argentina decide matar gente o apuesta por la vida, si deciden matar niños. En estas comisiones están mal utilizando mis derechos como mujer, para que el precio de los errores de un estado ineficiente y corrupto los paguen los más débiles”, sostuvo Guadalupe Batallán, egresada del Nacional Buenos Aires y militante celeste.

La joven de 22 años descalificó en su Twitter a Nelly Minyersky (“vieja chota”), Andrés Gil Domínguez y Ricardo Gil Lavedra (“la misma mierda con distinto olor”). Fue la diputada del Frente de Todos, Mara Brawer, quien cuestionó que haya sido invitada y pidió que eliminé los mensajes.

“Les pido que borren esos tuits porque nos comprometimos a debatir sin agresiones”, le pidió a Cecilia Moreau, la diputada a cargo de coordinar el plenario. A su vez, propuso borrar la exposición de Batallán del sistema informático a modo de sanción.

Ante el pedido de que borren su participación, la joven volvió trending topic (TT) el hashtag #viejachota y se lo dedicó a Brawer. “No hay que enorgullecerse de la censura y el totalitarismo, Mara. Mucho menos cuando después salís a decir que vivas y libres ‘nos queremos’ porque a mí, me querés callada y sumisa”, le recriminó por las redes.

– Una comparación sorprendente

Este miércoles, Twitter explotó por las declaraciones del expositor celeste, Fernando Toller, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Austral. El abogado sostuvo que la iniciativa es un “fomento al aborto” y cerró su participación con una referencia a la novela de John Ronald Reul Tolkien, El Señor de los Anillos.

“Están charlando Gandalf con Frodo en El Señor de los Anillos y Frodo se queja y dice ‘che, qué pena que Bilbo no mató a Gollum cuando tuvo oportunidad, nos estuviéramos ahorrando toda esta guerra’. Y Gandalf le dice: ‘¿Puedes tu devolverle la vida? Entonces no te apresures a dispensar la muerte. Incluso el más sabio de los hombres no puede ver el final de todos los caminos”, dijo Toller.

Además les pidió a los diputados que rechacen la propuesta. “Démosle una oportunidad a cada ser humano. Cuando no podemos devolverle la vida ni a uno solo de los miles y miles que se llevó el Covid, no sumemos desolación legislada en nuestra tierra”, expresó.

Las palabras “Tolkien” y “Gandalf” se volvieron TT en la red del pajarito. Los usuarios crearon memes con el Señor de los Anillos y la legalización del aborto.

– Salida de la pobreza con “la ayuda de Dios”

Por último, este viernes la legisladora porteña del PRO, Dina Rezinovsky, generó una fuerte polémica al destacar su trayectoria como militante social y asegurar que “aunque a muchos les incomode lo que hacemos desde las iglesias evangélicas, no he visto nunca una familia que haya salido adelante por la ayuda de la política, pero sí los he visto salir adelante con la ayuda de Dios“.