Cuadernos, Vialidad, Chocobar y Nisman: cuatro causas claves del 2020

Junto a Marcela Losardo, el Presidente diseña para el año entrante una extensa reforma del sistema judicial.
El Canciller - Comentarios

En Comodoro Py y en el Palacio de Tribunales. Con acusados políticos. Con implicancias políticas. Alberto Fernández conoce el funcionamiento del sistema de justicia y conoce a muchos de los que toman las decisiones. En sus veinte días como Presidente de la Nación tanto él como sus ministros han deslizado algunos aspectos que serán clave para 2020 y para el desarrollo de ciertas causas que tienen un final abierto.

El futuro de CFK

En la causa “Vialidad”, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner está acusada de haber beneficiado a Lázaro Baéz otorgándole obra pública en la provincia de Santa Cruz. Hace algunas semanas, Cristina estuvo frente a los jueces del Tribunal Oral Federal 2 y criticó a todos: a los magistrados, a Mauricio Macri por “armar causas”, a Laura Alonso.

Alberto Fernández fue propuesto como testigo por la defensa de la ex presidenta a fines del año pasado, algo que el Tribunal aceptó. Por su cargo, podrá declarar por escrito si así lo quiere: le mandarían las preguntas y él tendría que responderlas, siempre obligado a decir la verdad.

No obstante, los más de 170 testigos que están previstos en el juicio hacen tambalear la idea de que haya una sentencia en 2020, por más que algunos optimistas hablen de diciembre como un posible. Dependerá de la rápidez con que se tomen las declaraciones, del ritmo que tengan las audiencias y de lo puntillosos que se pongan los interrogatorios. “Vialidad” es el primer juicio que enfrenta Cristina. Durante el primer semestre del año, los distintos tribunales deberían fijar fecha de inicio para las otras causas: Memorándum con Irán; dólar futuro (dónde también está involucrado Axel Kicillof); Hotesur y Los Sauces.

La causa Nisman

La ministra de Seguridad Sabina Frederic dijo en un programa de radio que revisarían la actuación de Gendarmería en la causa por la muerte de Alberto Nisman. El estudio que hizo la fuerza federal había dado como resultado que el fiscal fue asesinado, lo contrario a lo que el peritaje del Cuerpo Médico Forense había establecido.

La causa que llevan adelante el juez Julián Ercolini y el fiscal Eduardo Taiano estaba “en calma”. Con un peritaje que entrecruza llamadas entre políticos, miembros de la inteligencia argentina e integrantes de fuerzas de seguridad que aún está realizandose, la declaración de la Ministra llevó cierto resquemor a Comodoro Py.

Ahora, ¿es posible que el Ministerio desarme el trabajo de Gendarmería? En Tribunales explican que no, que una vez que el informe fue presentado, ya está dentro del expediente. Sostiene que Gendarmería actuó “como auxiliar de la justicia” ante un pedido en particular y que únicamente podría volver a intervenir si es requerida. Esto no quita que, dentro del Ministerio, no se pueda llevar adelante un proceso administrativo para revelar si hubo negligencia o inoperancia en la actuación.

Disparar por la espalda

“Vamos a trabajar por los derechos de todos sin habilitar a que se dispare por la espalda”, dijo Fernández cuando presentó a su ministra de Seguridad. El comentario iba referido, claramente, al caso Chocobar y a la postura que tuvieron tanto Patricia Bullrich como Mauricio Macri con el tema. Cuatro días después, durante su discurso en el Congreso, volvió sobre lo mismo: “tenemos que salir de la lógica del gatillo fácil y de matar por la espalda.”

El policía Luis Chocobar deberá enfrentar a fines de febrero de 2020 el juicio en su contra por matar a un joven ladrón que había asaltado a un turista en La Boca. No llega acusado por homicidio agravado por la función policial sino por un exceso en sus funciones, lo que ya tiene de por si una pena considerablemente menor (hasta cinco años de prisión).

Hace diez días, la defensa de Chocobar pidió que se lo juzgue en un proceso de juicio por jurados, algo que no está implementado dentro de la Ciudad de Buenos Aires y que es totalmente inviable. El policía será juzgado por un Tribunal de Menores debido a que el cómplice del chico al que mató era menor de edad al momento de los hechos. Esto significa que el juicio no será público.

A esta situación se le suma un posible cambio en la defensa de Chocobar que, a pesar de las manifestaciones públicas de Bullrich, siempre tuvo un abogado particular. El ex fiscal adjunto de la Ciudad de Buenos Aires, Luis Cevasco, se sumaría para encarar la defensa del policía en el debate. Cevasco fue juez de instrucción y siempre fue una figura muy cercana al Pro. Se fue de la función pública hace algunos días, después de que Juan Bautista Mahiques asumiera como Fiscal General.

Oil Combustibles

Con la liberación de Cristóbal López y Fabián de Sousa, la expectativa en el juicio pasa por finalmente saber si los empresarios cometieron algún delito o si todo fue parte de una persecución llevada adelante por el gobierno de Macri, como denuncian ambos. El juicio viene complejo en lo probatorio y ya no muestra la contundencia que parecía tener cuando la investigación comenzó. No obstante, aún faltan varios testigos y todavía no hay ni fecha posible de alegatos.