Coronavirus: cuarentena obligatoria, dos nuevos contagiados y protocolo para vuelos

Los nuevos infectados están en CABA y en la provincia de Buenos Aires. El Gobierno reforzó medidas para vuelos que arriben en el país.
El Canciller - Comentarios

Por la escalada del coronavirus a nivel mundial, que ya produjo más de 4.200 muertes y fue declarado pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Gobierno decidió establecer la cuarentena obligatoria para toda persona que regrese al país de alguno de los focos de contagio. “La persona que cumple la cuarentena de 14 días después de viajar, tiene la obligación de quedarse en su casa”, manifestó Alberto Fernández en diálogo con Delta FM.

En las últimas horas, la Argentina confirmó dos nuevos casos de la enfermedad en el país. Uno en la Ciudad de Buenos Aires y otro en la provincia de Buenos Aires. Los contagiados ya son 21 y, aunque todos son importados, el ministro de Salud Ginés González García afirmó que es muy posible que comiencen a registrarse casos autóctonos.

Fernández aclaró esta mañana que si no lo cumple “estará incurriendo en un delito, que es poner en riesgo la salud pública”. El jefe de Estado hizo referencia al artículo 202 del Código Penal que dispone que “será reprimido con reclusión o prisión de tres a quince años, el que propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”.

Por su parte, la Casa Rosada tomó medidas para proteger al jefe de Estado. La agenda de Fernández se redujo, cancelaron viajes que tenía previstos a otros países y un acto estipulado para la tarde de este miércoles con 300 intendentes, en el que iba a presentar nuevas medidas del plan de obras públicas “Argentina Hace”.

Protocolo para vuelos que ingresen al país

La propagación del virus impactó, también, en las agencias de turismo, las aerolíneas y la hotelería. Frente a esto, las aerolíneas bajaron los precios de los asientos que les quedaban por vender. Aerolíneas Argentinas canceló a Roma, Miami y Orlando, debido a la gran cantidad de cancelaciones por parte de los pasajeros y por caída en las ventas.

El ministro de Transporte Mario Meoni y su par de Turismo Matías Lammens encabezaron esta tarde una reunión en la que establecieron un nuevo protocolo para vuelos que aterricen en la Argentina.

Según se estipuló, todos los pasajeros y la tripulación deberán de manera obligatoria llenar un formulario denominado “Declaración de Salud del Viajero”. Las aerolíneas tendrán la obligación de informar a las autoridades aeroportuarias de la presencia de cualquier posible caso sospechoso durante el vuelo antes del arribo al aeropuerto. La detección podrá producirse por un aviso del propio pasajero, un miembro de la tripulación o de otro pasajero.

En el caso de una detección de algún posible contagiado con el avión ya ubicado en la manga, la tripulación deberá demorar la evacuación de la aeronave y comunicar de inmediato a las autoridades para activar el protocolo con la realización de la “Declaración de salud del viajero” por parte de todos los pasajeros y de la tripulación, y el reporte en la Declaración General de la Aeronave por parte de la aerolínea.

Por su parte, las agencias de viajes no realizarán el Travel Sale de este año hasta que mejore la situación. Desde Promos Aéreas confirmaron “la reprogramación de la sexta edición del Travel Sale que se iba a llevar a cabo entre el 16 y 22 de marzo próximo”.

En las páginas que venden vuelos, las mayores ofertas son a destinos de playa, ya que la enfermedad afecta más a las zonas frías. También las empresas de viajes recomiendan la elección de esos destinos.

Esta situación favoreció a las asistencias al viajero, cuya demanda aumentó. Muchas compañías aclaran que el servicio incluye la cobertura “ante síntomas de coronavirus”.

Buenas medidas

Hasta el momento no existe una cura para el coronavirus, y los gobiernos del mundo intentan controlarlo con políticas sanitarias y zonas en cuarentena. Pese al crecimiento de las muertes y los infectados por el COVID-19, Singapur, Taiwán y Turquía aplicaron medidas efectivas para evitar la propagación.

Singapur registró 96 infectados pero ninguna muerte, según The World Economic Forum. El sitio informó que el país tiene un “sistema de salud de primer nivel, medidas draconianas de rastreo y contención, y una pequeña población que acepta en gran medida las órdenes expansivas del gobierno”. Al ser una nación rica y chica dispuso que el Ejército envíe barbijos a las casas de toda la población de forma gratuita.

Cuenta con un régimen estricto de aislamiento en hospitales y hogares para casos sospechosos y confirmados. También impuso límites a las personas que hayan estado de viaje recientemente en China y Corea del Sur.

Los pasajeros son controlados en el aeropuerto internacional de Singapur. Foto: AFP/ ROSLAN RAHMAN.

Pese a su cercanía con China, la isla de Taiwán contabilizó 47 casos y una muerte. Desde que a fines de diciembre, China informó que había una neumonía desconocida, Taiwán controló a los pasajeros provenientes de Wuhan.  Además de controlar sus fronteras, la isla chequea la temperatura de los aeropuertos y cuarentenas, estableció que los barbijos cuesten 16 centavos y cuenta con un sistema que los distribuye.

También Turquía aplica el control de las temperaturas y los pasajeros que van desde China al país deben practicarse unos estudios especiales.