Conflicto en transporte: acuerdo y servicio nocturno de colectivos (domingos y feriados) garantizado

El ministro, Guillermo Dietrich, había calificado de "ilegal" la medida. La ACTA asegura que el boleto no alcanza para cubrir los gastos.
El Canciller - Comentarios

Finalmente habrá colectivos. Así lo aseguró el Gobierno nacional tras la reunión que mantuvieron representantes del Ministerio de Transporte de la Nación con dos de las cinco cámaras empresarias que habían amenazado con parar los servicios nocturnos de colectivos de CABA y Gran Buenos Aires.

“Entendemos que la medida se ha levantado. Se han creado mesas de consenso para abordar distintas temáticas”, explicó el secretario de Gestión de Transporte, Guillermo Krantzer.

“El servicio de transporte público funcionará normalmente tras una reunión mantenida en el Ministerio de Transporte entre funcionarios nacionales, provinciales y de la Ciudad junto con las cámaras del transporte urbano del sector del Area Metropolitana”, explicó el Gobierno a través de un comunicado. “Se consensuaron una serie de acciones y se acordó continuar discutiendo las inquietudes del sector así como los ajustes de costos dentro de distintas mesas de trabajo con la prioridad de asegurar el transporte público para los pasajeros del Area Metropolitana”.

La Asociación Civil de Transporte Automotor (ACTA) sorprendió el jueves cuando anunció la suspensión del servicio de transporte nocturno a partir del próximo lunes desde las 22 hs hasta las 5 am, así como también todo el día los domingos y feriados.

Los referentes justificaban la medida en tres puntos: crisis en el sector, falta de subsidios del Estado y boletos a la baja. Además, aseguran que con lo que el Estado les da no les alcanza y que el precio del boleto (que va desde $18 a $23, de acuerdo a la cantidad de kilómetros) no alcanza para cubrir los gastos. De acuerdo a los números del sector, para compensar los costos el boleto mínimo debería estar por encima de los $50.

En el primer semestre de este año hubo una baja de -$10.730 millones (-21,3%) en materia de subsidios al transporte automotor. El Estado se ocupa de pagar $20 por litro de combustible, cuando actualmente el precio del gasoil y de la nafta super es más del doble ($42,59 y $48,44, respectivamente y en promedio, tras el congelamiento de los precios anunciados por Mauricio Macri).

De acuerdo a José Troilo, titular de la ACTA, en los últimos meses algunas empresas estuvieron paradas por no pagar los sueldos en tiempo y forma. Por eso, la alternativa es bajar los costos.  En diálogo con Futurock, el titular explicó que existen “constantes reuniones” con funcionarios del gobierno, pero que la situación extrema de la economía deja “poco margen” para seguir negociando.

En este marco, este viernes miembros de la ACTA, que nuclea a 18 líneas de las más de 200 del Área metropolitana, mantendrán otro encuentro con el ministerio de cargo de Guillermo Dietrich para intentar destrabar el conflicto. Desde la cartera catalogaron a la medida como “intempestiva e ilegal”