Cómo funciona “el club de emprendedores”

El Canciller - Comentarios

En un contexto de dificultades laborales, cada vez son más las herramientas que se ofrecen para intentar paliar esta problemática a través del emprendedorismo, que hoy es casi una política de estado. Desde diversas áreas, en cada partido, se busca estimular el ingenio y la capacidad de supervivencia que tanto caracteriza a los argentinos, a través de cursos, becas y pasantías. Las herramientas no son sólo elementos materiales o financiamientos sino capacitaciones con el foco puesto en la optimización del esfuerzo, la dedicación y sobre todo, la capacidad y voluntad de trabajar.
 
La cadena es generada por los propios municipios o gobernaciones: el Ministerio de Trabajo brinda cursos de formación o programas de empleo, mientras las Escuelas Municipales aportan lo suyo. Los postulantes presentan sus proyectos, que son analizados y considerados de acuerdo a su viabilidad.


 
Un caso testigo es el de Pilar, donde se inició formalmente el Programa de Empleo Independiente (PEI). Luego de un proceso de selección, se escogieron 25 proyectos que recibirán acompañamiento técnico a través de tutorías y el pago de una suma no reembolsable. El programa, dependiente del Ministerio de Trabajo de la Nación, es ejecutado en Pilar por la Dirección de PyMES y Emprendedores, a cargo de Jorgelina López y la Dirección de Empleo, a cargo de Federico Mila.

“Uno de los ejes de crecimiento económico que el intendente Ducoté nos ha pedido desarrollar desde el inicio de la gestión es el impulso al empleo, buscando que quienes viven en Pilar, trabajen en Pilar”, explica Guillermo Lindoso, Subsecretario de Desarrollo Económico. “El otro eje está enfocado en el emprendedorismo y éste es un programa estratégico para el impulso y desarrollo, que ofrece las principales herramientas que necesita un emprendedor para gestionar estratégicamente su negocio, cualquiera sea su objeto”, señala el funcionario.

Desde el Club de Emprendedores, Jorgelina López enumera algunas de las ideas escogidas: “Hay una interesante variedad de proyectos seleccionados como calzado liviano, diseño de muebles con materiales reciclados; restauración; tejidos en hilo, estampería; artesanías en yeso; gráficas, viveros y muchos otros, algunos de los cuales han surgido de las propias Escuelas Municipales que son un gran semillero”.