Anota Rossi su nombre en 2019 y busca ganar lugar en el peronismo como heredero de Cristina

El Canciller - Comentarios

Con la pérdida de imagen y los problemas económicos que, casi de golpe, enfrenta el oficialismo, el 2019 volvió a ser prioridad para una oposición que planeaba jugar fuerte recién en 2023. Ahora, la oportunidad electoral llegó de golpe y despertó a un peronismo “de vacaciones” que busca un candidato. En esa interna, son varios los nombres presidenciables que suenan para pelear contra la reelección de Mauricio Macri. El problema sigue siendo el mismo que comenzó en 2015 y siguió en 2017: Cristina Kirchner. En la carrera por ser el nexo entre el Pj y el kirchnerismo, el diputado nacional Agustín Rossi quiere anotar su nombre en 2019, pero guarda cautela.

Rossi: “Todas las fórmulas tienen que estar integradas por un hombre y una mujer“.

La expresidenta no sólo es la que más mide de la oposición, también es la única que sube en las encuestas cuando cae la imagen de Macri. El peronismo dialoguista, que planeaba jugar en una vereda más cercana al Gobierno que al kirchnerismo, ahora se ve seducido ante un eventual abrazo a la fuerza que gobernó entre 2003 y 2015, pero pone como condición que Cristina no sea candidata, algo que ella negó rotundamente (es decir, el presentarse como candidata). Sin embargo, las espadas del Pj no le creen.

En ese sentido, el PJ busca cohesionar su proyecto con un heredero de los 12 años kirchneristas. En esa lista suenan los nombres de Agustín Rossi, el diputado nacional que aseguró que está entusiasmado con la posibilidad de ser candidato en 2019 pero que esperará hasta julio  o agosto para tomar una decisión firme. Además, aparece el ex ministro de Economía y actual diputado, Áxel Kicillof, y el ex gobernador y ahora diputado massista, Felipe Solá.

Rossi ya piensa en 2019


“Estoy recorriendo la provincia, escucho, charlo con los dirigentes, con los compañeros, con la gente; veo también cómo está mi figura, mi imagen, qué es lo que piensan los argentinos de mí“, dijo el diputado en diálogo con Mal Aconsejados, y adelantó que el espacio opositor debe ser “lo más amplio posible” y que la unidad “tiene que estar lejos de ser vista como unacuerdo entre dirigentes”, sino que hay que “construir una propuesta que vuelva a enamorar a los argentinos”.

Para Rossi, el gobierno “ha entrado en un escenario de debilidad política importante” y “ya no tiene la capacidad de imponer una agenda de tanta dureza”. “El Gran Acuerdo Nacional es una invitación a que seamos cómplices con el programa de ajuste que tienen”, señaló, y agregó: “En realidad no te están invitando a dialogar, sino que te están invitando a que te hagas cómplice de un programa económico profundamente antipopular que va a dañar a los sectores populares”.

“Macri busca presentar como inevitable el programa de ajuste y es peor el remedio que propone que la enfermedad”

Respecto del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, sostuvo que Mauricio Macri busca “presentar como inevitable el programa de ajuste” y que “es peor el remedio que la enfermedad”. “Los tiempos que siguen van a ser tiempos difíciles para el conjunto de la sociedad argentina”, adelantó.