Alperovich: pedido de licencia luego de la ampliación de la denuncia (y las presiones del Senado)

La sobrina del senador lo había denunciado por abuso sexual.
El Canciller - Comentarios

El senador por Tucumán, José Alperovich, pidió licencia en su banca en el Congreso, luego que su sobrina amplió, este lunes, la denuncia por abuso sexual en la Justicia Federal de Tucumán.

“A fin de dedicar mi esfuerzo y mi tiempo a desbaratar la infamia, aclarar la verdad, y reparar mi honor, le pido expresamente que me confiera licencia en mi honorable cargo”, reza el escrito dirigido a la presidenta del Senado, Gabriela Michetti.

En el Día Mundial para la Erradicación de la Violencia contra la Mujer, la denunciante llegó temprano al despacho de la fiscal María del Carmen Reuter y declaró durante tres horas.  Luego, su vocera, Milagros Mariona, dijo: “Ya pasó la peor violencia y esto la fortalece, ella quiere reconstruir su historia y dejar esto atrás”.

El abogado de la víctima, Ricardo Santoro, precisó que la joven fue contactada por el fiscal Santiago Vismara para declarar en Buenos Aires. De acuerdo a la denuncia, los hechos de violación ocurrieron entre fines de 2017 y principios del 2019, en Tucumán y en Buenos Aires. Por ese motivo se radicó la denuncia en ambos Juzgados.

Luego que el propio Alperovich diera a conocer el nombre de la víctima, Santoro indicó que, hasta que se resuelva el trámite, la joven seguirá bajo custodia de la Policía Federal para garantizar su integridad.

Presión en el Congreso

En principio, Alperovich había indicado que no renunciaría a su banca y se presentaría, el próximo miércoles, para la jura de los nuevos legisladores. Sin embargo, varios diputados y senadores le exigieron que de un paso al costado, al menos  hasta que se resuelva la causa judicial.

El diputado y casi seguro próximo canciller, Felipe Solá, expresó: “Si fuera Alperovich, pediría licencia para explicarme y esperar que se defina el tema”.  Por su parte, la senadora Norma Durango, presidenta de la Banca de la Mujer del Senado, sostuvo que si Alperovich “no piensa renunciar, por lo menos debería tomar licencia”. “Nosotros creemos a quienes denuncian”, agregó, en una entrevista por Futurock.

El Gobierno también insistió en pedir la licencia del senador tucumano. El ministro de Justicia, Germán Garavano, calificó al caso de “grave”. “Esperamos que la Justicia actúe rápidamente”, sostuvo. Y agregó que ” la víctima debe ser protegida y acompañada” porque “si estos hechos sucedieron como fueron anunciados merecen el más profundo repudio”.