Aceptan los gremios docentes la oferta y se anota Mariu un triunfo en el arranque de la campaña

El Canciller - Comentarios

La mayoría de los gremios docentes aceptó hoy la propuesta de aumento salarial que hizo el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires la semana pasada y la gobernadora María Eugenia Vidal se anotó, de esa forma, un importante triunfo: comenzará la campaña electoral sin uno de los principales conflictos y podrá concentrarse en la gestión, principal arma electoral de Cambiemos.

Esta mañana, cuatro de los cinco sindicatos que integran el Frente de Unidad Docente acordaron, después de debatirlo en asambleas, darle el visto bueno al ofrecimiento de la Provincia (solo Udocba, conducido por Miguel Díaz, la rechazó). Suteba, el gremio que conduce Roberto Baradel, aceptó pero con la advertencia de que deberán cumplirse ciertas condiciones, como dejar sin efecto sumarios a docentes, que no se descuenten los días de paro y que haya compromiso para mejorar la infraestrucura escolar.

El sindicalista tuvo que afrontar el reclamo interno de docentes que pedían aceptar para poder cobrar, en un contexto de inflación creciente. En ese sentido, la propuesta de recuperar un 15,6% (en dos cuotas, una de 5% en abril y otra de 10,6% en agosto) por la pérdida de 2018 fue clave. El acuerdo también contempla una cláusula gatillo de ajuste por inflación trimestral (en marzo, junio, septiembre y diciembre), que era otro de los reclamos.

Además de Suteba y la FEB, que conduce Mirta Petrocini, los otros dos sindicatos que aceptaron la propuesta son los que están por fuera del prente gremial, UDA y UPCN, que son parte de la CGT y emitieron un comunicado conjunto en el que explicaron la decisión: “La oferta impacta inmediatamente en los salarios de los trabajadores de la educación frente a la crisis económica que atravesamos, beneficiando a docentes activos y pasivos”.

Pegado a Vidal y con eje en seguridad, ratifica Macri el “camino” y ordena a su tropa para la reelección

De esta manera, la gobernadora se sacó de encima un problema que podría haber complicado la campaña. En las encuestas, las crisis económicas suelen mejorar la imagen de los dirigentes sindicales, en sentido opuesto al derrumbe de la aprobación de los políticos. No era un escenario deseable para las aspiraciones de Vidal, que buscará su reelección aunque algunos integrantes de Cambiemos la quieran de candidata presidencial.