Utilizan Kicillof y Rossi a Caputo para instalarse como los grandes referentes del poskirchnerismo

El Canciller - Comentarios

La presencia del ministro de Finanzas, Luis Caputo, en el Congreso se convirtió en un escenario deseado para el kirchnerismo. Tanto el jefe del bloque del FPV Agustín Rossi como el diputado y ex ministro de Economía Axel Kicillof, tuvieron los principales cruces con el funcionario e intentaron mostrarse como referentes opositores. “Ustedes son un accidente de la historia. Las cuevas y las guaridas fiscales son los lugares de los traficantes de personas guardan su dinero, el dinero de ustedes se mezcla con el dinero sucio del mundo”, disparó el santafesino.

El funcionario acudió al parlamento en medio de acusaciones sobre sus vínculos con empresas y cuentas offshores, conflicto de intereses relacionados a fondos de inversión y dólar futuro y la política de endeudamiento que lleva a cabo el gobierno de Mauricio Macri. “Usted se puede olvidar de un scooter, no de que tiene una empresa offshore”, le reprochó Rossi sobre el final del encuentro en el momento de mayor tensión. Lo acusó de mentir: “Usted dijo que era testaferro, ¿de quién era testaferro?”

Quien también se mostró protagonista de la sesión fue Axel Kicillof.. El economista lo acusó de haber tomado deuda “a cuatro manos”. “La responsabilidad de la toma de deuda es suya y arriba suyo sólo está Macri”, apuntó el exministro kirchnerista. “Si hubiese querido favorecerme me hubiese quedado en el sector privado”, se defendió Caputo, y contraatacó: “¡Eso lo tenés que responder vos, hermano!”, dijo en referencia al nivel de endeudamiento. La aparición de Caputo en la comisión Bicameral de Seguimiento y Control de la Gestión de Contratación y de Pago de la Deuda, en el Salón de las Provincias del Senado, resultó una buena chance para interpelar al ministro y sacar rédito político.

Rossi y Kicillof emergen como el ala más radical de la oposición. El santafesino aumentó su perfil y protagonismo en la Cámara baja y es uno de los más críticos de la gestión de Cambiemos. Kicillof tiene un perfil similar, aunque suele focalizarse más en aspectos económicos. La dispersión del peronismo les brinda la oportunidad de resaltar su perfil y diferenciarse del Pj “dialoguista”, quien se escindió del kirchnerismo luego de la derrota del 2015.

El ministro fue de menor a mayor en su exposición. Arrancó algo inseguro, titubeante y mostró su perfil más técnico al explicar los pilares de su gestión. En una de las primeras intervenciones, el diputado y presidente del PJ nacional, José Luis Gioja dijo: “Presidente, abra la puerta para que se pueda entrar por acá. Somos muchos los diputados que no podemos caminar tanto”, lo que ocasionó risas entre los presentes. El el presidente de la comisión, el peronista José Mayans,  le contestó con una sutileza: “Acá consideramos que caminar es bueno para la salud”.