Una mesa de coordinación para bajar la tensión: el fin de la grieta entre Berni y Frederic (con Kicillof)

Bajo la supervisión del Gobernador, los ministros se comprometieron a organizar acciones conjuntas para trabajar en la provincia de Buenos Aires.
El Canciller - Comentarios
@luis Alejandro Lo que no se explica es como...

Luego de reunirse con Alberto Fernández en la Casa Rosada, Axel Kicillof arribó a La Plata para encabezar una cumbre con Sabina Frederic y Sergio Berni, en medio de los cuestionamientos entre ambos ministros de Seguridad. El motivo de la cumbre fue poner paños fríos en la interna que libró públicamente el titular de la cartera bonaerense días atrás, cuando solicitó el retiro de las fuerzas federales de la provincia de Buenos Aires.

A través de una carta al Ministerio de Seguridad nacional, Berni había enfatizado su reclamo por la falta de control que posee respecto de los efectivos policiales que actúan en la Provincia pero pertenecen a la flota del Estado nacional. La acusación había sido en duros términos. “Ante la escalada delictiva que sufre esta provincia en los últimos meses, la única respuesta recibida hasta ahora es más burocracia”, disparó el ministro.

Te recomendamos leer

La reunión entre el Presidente y el Gobernador ofició de prólogo para que horas después se desactivara la tensión entre los ministros. Fuentes del Gobierno bonaerense apuntaron a El Canciller que en el cónclave se determinó implementar una mesa operativa conjunta de coordinación para que el Ministerio de la Provincia esté al tanto del despliegue de las fuerzas federales en el territorio.

En la previa del encuentro en La Plata, el propio Berni buscó descomprimir las rispideces al afirmar, en un reportaje con Radio La Red, que consideraba como “una situación superada” a la disputa con la ministra, aunque advirtió: “El Gobierno no es un club de amigos, es representar intereses y ponerse de acuerdo en políticas públicas”.

Luego de las charlas con Kicillof, el ministro bonaerense afirmó que comenzaron a “generar las condiciones para que los 6.500 efectivos federales puedan trabajar de manera articulada con los efectivos de la provincia”. La reunión, según declaró ante la prensa, fue un éxito.

Te recomendamos leer

“Nuestro objetivo es llevar tranquilidad a los y las bonaerenses y para eso estamos trabajando junto a la Nación en materia de seguridad, como en cada una de las áreas de gobierno”, indicó, por su parte, el Gobernador.