Un apretón de manos tras 70 años de conflicto: el encuentro entre Trump y Kim Jong-un

El Canciller - Comentarios

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, iniciaron su esperado encuentro en Sentosa, Singapur, con el objetivo de avanzar en un acuerdo de desmilitarización nuclear de Pyongyang. Tal como destacan desde ambas delegaciones, la cumbre de Singapur es sólo el primer paso. Los dos mandatarios se estrecharon las manos y dialogaron en privado y con la prensa.

La elección de Singapur como sede del evento no fue casual. Es uno de los países con mayores avances en materia de seguridad del mundo. El encuentro estuvo lleno de procedimientos que indicaban que ninguno de los dos mandatarios era “más importante” que el otro: caminaron la misma distancia y se encontraron en el medio de la alfombra roja, entre banderas de ambas naciones.

“Tendremos una relación fantástica, no tengo ninguna duda”, dijo Trump, sonriendo junto a Kim. Por su parte, el líder norcoreano reconoció que “no había sido fácil” llegar hasta aquí. “Los viejos prejuicios y prácticas fueron obstáculos en nuestro camino hacia adelante pero los superamos todos y hoy estamos aquí“, aseguró.

Trump: “Tendremos una relación fantástica, no tengo ninguna duda”

Los dos líderes estarán reunidos a solas durante 45 minutos. Recién después de este diálogo privado, los mandatarios se reunirán con la presencia de sus respectivas comisiones de ministros y funcionarios.

Se trata de la primera reunión de un presidente norteamericano con su par norcoreano en 70 años. Ambos países están enfrentados desde que terminó la segunda guerra mundial. De hecho, Kim Jong-un es nieto del primer Líder Supremo de la República Popular Democrática de Corea, Kim Il-sung, quien gobierno entró 1948 hasta su muerte, en 1994.

Las discusiones entre Estados Unidos y Corea del Norte continúan y avanzan más rápido de lo anticipado“, expresó La Casa Blanca a través de un Comunicado.