Todos contra la Armada: critican el Gobierno y los familiares los operativos

El Canciller - Comentarios

Las horas pasan y el oxígeno en el Submarino de la Armada Argentina ARA San Juan se termina. Desde el miércoles 15 no hay ningún tipo de rastro ni comunicación y la incertidumbre crece entre internas políticas y la angustia de las familias.

Interna entre la Armada y el Gobierno

El jefe de la Armada Argentina, el almirante Marcelo Srur, tardó en avisar la pérdida de comunicación con el navío y revivió una interna con el ministro de Defensa, Oscar Aguad, quien se enteró de la incidencia en internet, según consignó Infobae.

Y luego de un tenso cruce en el Edificio Libertad, sede de la Armada, entre Mauricio Macri, Aguad y Srur, el Gobierno decidió cortar con la pésima comunicación de la fuerza y designó un “comisario político” para la comunicación sobre el caso.

Desde Casa Rosada se mostraron irritados por el mal manejo de la comunicación y la creación de falsas expectativas y se hicieron cargo. Desde entonces, los partes con la actualización del caso quedaron bajo la responsabilidad del capitán Enrique Balbi.

La angustia de las familias

Tras siete días sin noticias, las familias de los 44 tripulantes del submarino son víctimas de la angustia y la desesperación: desde aquella última comunicación en la zona del golfo San Jorge, en Chubut, la única certeza es la incertidumbre.

Federico Ibañez y Elena Alfaro, hermanos del cabo Cristian Ibáñez, tripulante del navío, llegaron hoy a la base naval de Mar del Plata y relataron sus sensaciones sobre el panorama general de regimiento.

“Adentro de la base la gente está como autómata, parece que es un velorio, que están esperando que les traigan un cadáver”, comentó Elena.

Por su parte, Jesica Gopar, esposa del prefecto, se mostró indignada por la falta de ayuda del Estado: “Yo sola estoy buscando ayuda psicológica”. Y reconoció que “me estoy quedando sin esperanzas y pienso cómo será todo sin él”.

Falta de oxígeno

El peor de los escenarios es que el submarino no haya emergido a superficie para reponer oxígeno desde el corte de comunicación. En ese caso, a la tripulación le queda poco margen, ya que el oxígeno comienza a escasear y su estado pasa a ser crítico.

“Se va a empezar a consumir el oxígeno, pero existe la posibilidad de inyectar oxígeno artificialmente, con oxígeno gaseoso de alta presión y químicamente con unas candelas”, explicó a TN Gustavo Mauvecin, presidente del Centro de Cedicina Hiperbárica.


Las próximas horas serán decisivas para encontrar el submarino y a su tripulación en buenas condiciones. Más de 25 naves buscan a la embarcación por mar y aire, mientras