Tensión entre el Gobierno y la Conmebol por las fechas de la Superfinal y la Cumbre del G20

El Canciller - Comentarios

La revancha por la final de la Copa Libertadores ya generó un conflicto por la fecha en que está prevista jugarse entre River y Boca en el estadio Monumental, ya que los organismos de seguridad de la Nación no pueden brindar el operativo para el 28 de noviembre debido a que están abocados a la reunión del G20 que se realizará en Buenos Aires.

Según la agencia de noticias NA, el director de seguridad en espectáculos futbolísticos, Guillermo Madero, ratificó la decisión de que entre el 28 del mes próximo y el 2 de diciembre no se realizarán eventos en la Ciudad de Buenos Aires.

Para esas fechas, el Gobierno planea ser el anfitrión de la Cumbre del G-20, un evento de gran magnitud que contará con la presencia de los presidentes de las principales potencias mundiales, por lo que la seguridad estará abocada en su totalidad a ese evento.

Sin embargo, fuentes de Conmebol mostraron su descontento a la misma agencia sobre la decisión del Gobierno argentino: la intención del órgano rector del fútbol sudamericano es no mover las fechas de los partidos, programados para el 7 en la ida y el 28 la vuelta, en La Bombonera y El Monumental, respectivamente.

Con la certera posibilidad del cruce superclásico, autoridades del Ministerio de Seguridad de la Nación se reunieron con sus pares de Justicia y Seguridad porteño antes de que Boca consumara su clasificacion a la final. Ahí, se expusieron como fechas tentativas de la revancha el 26 y 27 de noviembre, siendo la primera la más probable.

Si bien los líderes del mundo arribarán a Buenos Aires desde el 26 de noviembre para la cumbre del G-20, trascendió que sus respectivas custodias podrían ser realizadas por efectivos de Prefectura Naval, Policía Federal, Gendarmería Nacional y Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), mientras que la Policía de la Ciudad se abocarían a la revancha.