“Te necesito en casa”: entre el dolor y la incertidumbre

Jesica Gopar, esposa de Fernando Santilli, uno de los 44 tripulantes del Submarino ARA San Juan, admitió que "me estoy quedando sin esperanzas y pienso cómo será todo sin él".
El Canciller - Comentarios

La espera se hace interminable. La incertidumbre desespera a las familias y a todos aquellos que buscan al submarino. Desde el miércoles 15 que no se sabe nada del Submarino ARA San Juan: la comunicación se cortó en la zona del golfo San Jorge, en Chubut, y nunca llegó a la base naval Mar del Plata, su apostadero habitual.

La ayuda de otros países fue la única información oficial y concreta hasta ahora. Mientras, los familiares de los 44 tripulantes siguen en vilo, a la espera de un milagro.

Fernando Santilli es uno de los prefectos a bordo del submarino de la Armada Argentina y su esposa, Jesica Gopar, insistió en que “no se termine la búsqueda”, en tanto reclamó que “yo sola estoy buscando ayuda psicológica”, mientras admitió que “me estoy quedando sin esperanzas y pienso cómo será todo sin él”.