Sin tregua: reaparece el nuevo Moyano kirchnerista y rompe el silencio de la oposición contra Macri

El Canciller - Comentarios

Hugo Moyano no bajó la guardia en el peor momento de Mauricio Macri en el poder. El sindicalista endureció su perfil opositor en los últimos meses, con multas millonarias y conflictos judiciales en el centro de la escena. “Quiere rajarse antes de tiempo”, dijo el líder de Camioneros y convirtió su frase en tendencia en las redes sociales.

Agitando desde los medios en medio de un clima de caos social, Moyano fue el único “enemigo” del Gobierno que fue a fondo contra el Presidente y habló en nombre del nuevo kirchnerismo, con una Cristina en silencio y observando de reojo las encuestas que juegan a su favor.

“Hay algunos peronistas que están facilitando al presidente a cada rato”, agregó, y repartió también responsabilidades al peronismo dialoguista que ocupan Miguel Ángel Pichetto, Sergio Massa y algunos dirigentes provinciales que renovaron “la liga de los gobernadores”.

“Hay algunos peronistas que están facilitando al presidente a cada rato”

“Nosotros no somos chupamedias. Macri está desorientado y no sabe qué hacer”, dijo, en medio de la crisis económica y política que sufre Cambiemos, con una inflación que alcanzaría el 42% anual y un dólar que perforó la barrera de los $40.

¿El contexto de las declaraciones de Moyano? Un encuentro con intendentes del PJ. “¿Apoyar a la gobernabilidad es aplaudir todo lo que hacen?”, se preguntó, aunque aclaró que cuando no cumplen con sus prioridades hay que avanzar con un plan de acción.

En sintonía con su nuevo perfil kirchnerista, el presidente de Independiente salió a defender a Cristina en medio de la causa de los cuadernos. “Ellos se quejan de los bolsos que se llevaron, que está bien, que se investigue, pero ellos aprietan dos teclas y se llevan diez veces más”, dijo en declaraciones en FM La Patriada.

“Nosotros no somos chupamedias. Macri está desorientado y no sabe qué hacer”

El jefe de los Camioneros atraviesa un momento de máxima tensión con la Casa Rosada. A su vez, se alejó hace una semana de la CGT y avanzará en un nuevo frente sindical con la CTA. Sin embargo, participará del paro nacional previsto para este 25 de septiembre.

Moyano tiene tres causas judiciales abiertas por lavado de dinero, supuesto desvío de fondos en la obra social del sindicato y presunta asociación ilícita por fraude al club Independiente. En ese contexto, el sindicalista se refirió al escándalo de corrupción de Los cuadernos de las coimas y dijo que los funcionarios “se quejan de los bolsos que se llevaron, pero tocan dos teclas y se llevan 10 veces más”.