Sin críticas a Kicillof, buscan “equilibrio” los intendentes del PJ en la fórmula bonaerense

El Canciller - Comentarios

Sin fecha confirmada para las elecciones provinciales, los intendentes iniciaron esta semana una campaña para instalar que el candidato a gobernador del peronismo tiene que ser un intendente y desalentar, así, la del exministro de Economía Axel Kicillof, por ahora el favorito en las encuestas.

La presión de los jefes comunales se hará sin críticas hacia el diputado nacional y “por la positiva”, según confiaron a El Canciller desde el equipo del mandartario de San Antonio de Areco, Francisco “Paco” Durañona, uno de los que hoy se sumó a la propuesta que acordaron en Santa Teresita el fin de semana: que un intendente forme parte de la fórmula y, si es posible, que la encabece.

“Creo que tiene que haber un intendente en la fórmula, fue muy importante el laburo de los intendentes en estos años que fuimos muy discriminados y castigados, en especial quienes nos mantuvimos firmes en la oposición”, sostuvo Durañona en diálogo con Página 12. Según precisó uno de sus colaboradores, lo que buscan los jefes comunales es que no se pierda el contacto con los territorios, como ocurrió en 2015 con la fórmula Aníbal Fernández-Martín Sabbatella: “Va a ser duro dejar afuera de nuevo al sistema territorial de la provincia, hay que buscar un equilibrio”.

Lejos de criticar a Kicillof, Durañona destacó su “frescura” y el respaldo que tiene del peronismo kirchnerista, pero remarcó que será necesario que en la fórmula se exprese el despliegue territorial del PJ provincial, con un intendente que, en lo posible, sea del interior y no del Conurbano. “Con inteligencia estratégica, hay que elegir la mejor fórmula. No en base a caprichos ni a operaciones”, sostuvo.

Esta mañana, su par de San Martín, Gabriel Katopodis, también salió a instalar la idea de un intendente en la nómina: dijo que le “encantaría” que un jefe comunal “sea el próximo gobernador” de la provincia y nombró a Verónica Magario (La Matanza), a Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y al propio Durañona.

El primero en expresar la idea fue el presidente del PJ bonaerense, Fernando Gray, después del encuentro de Santa Teresita, en el que no estuvo el exministro. “Reconocemos a los intendentes como gestores, por eso creemos que los intendentes serían los mejores candidatos a ser gobernadores”, resaltó el jefe comunal de Esteban Echeverría.

Todos esperan a Cristina Fernández de Kirchner, que todavía no emitió opinión al respecto pero que todos coinciden en que será “clave” para que se confirme la fórmula que compita con María Eugenia Vidal. Enfocada en construir un frente de unidad en todos los distritos, la expresidenta no ve con malos ojos una fórmula Magario-Kicillof, que son dos figuras con alto conocimiento y tendrían más chances si se concreta el proyecto de desdoblamiento de las elecciones.