Sencillo, moderno y elegante: el vestido de Givenchy para Meghan Markle

El Canciller - Comentarios

Durante la boda con el príncipe Harry, la ahora duquesa de Sussex, Meghan Markle, vistió un vestido de novia de seda creado por la reconocida diseñadora Clare Waight Keller, la directora artística de la prestigiosa y multimillonaria marca francesa de alta costura Givenchy.

La actriz estadounidense de 36 años le encargó a Waight Keller un vestido de estética “intemporal y elegante” que resultó en una pieza “de corte sencillo, moderno y elegante” con escote de barco, mangas tres cuartos, cola y un velo muy largo con bordados en los extremos.

El velo de cinco metros de largo fue bordado con flores que representan a la Commonwealth, la mancomunidad de 53 países soberanos que mantienen estrechos lazos con el Reino Unido. La reina Isabel II, abuela de Harry, le prestó para la ocasión una tiara de diamantes de 1932.

A su vez, Markle también usó unos zapatos de Givenchy, mientras que los aros y la pulsera que llevaban eran obsequios de la firma Cartier.