Lilian Diaz tenía 41 años cuando murió en junio de 2001. Había empezado meses antes un tratamiento para bajar de peso. Su médica era famosa, pareja de Silvio Soldán y dos años menor que ella: Mónica Cristina María Rímolo. Las cápsulas que le recetó, supuestamente naturales, tenían una droga que le causó un desequilibrio en el organismo a Lilian, lo que le generó una descompensación de la que no se pudo recuperar.

Giselle Rímolo no era médica pero su consultorio estaba lleno de diplomas y pedía a todo el mundo que la llamen doctora. En noviembre de 2001, después de una cámara de "Telenoche Investiga”, quedó presa por ejercer ilegalmente la medicina y por haber conformado una asociación ilícita. La clave era el Centro Integral de Estética Natural Elcano donde atendía a los pacientes y les contaba de su hermoso método para bajar de peso.

Salir y volver a entrar

La falsa doctora estuvo presa desde noviembre de 2001 hasta mediados de 2002, cuando fue excarcelada después de pagar una fianza de 200 mil pesos. Volvió a la cárcel en abril de 2004 (previo procesamiento en 2003) y fue liberada otra vez en mayo de 2005 tras pagar 100 mil pesos.

El juicio tardó más de siete años en llegar y la causa estuvo a días nada más de prescribir y que todo quede en la nada. El Fiscal Oscar Ciruzzi le pidió una condena de 14 años por tráfico de medicamentos, estafas, ejercicio ilegal de la medicina y homicidio culposo. El Tribunal Oral en lo Criminal Nº7 le dio nueve años de prisión.