Sarampión: el Gobierno responde a críticas de Alberto y dice que “nunca hubo faltantes de la vacuna”

El Ministerio de Salud y Desarrollo Social sostuvo a través de un comunicado que “nunca hubo faltantes de la vacuna contra el sarampión”.
El Canciller - Comentarios

El Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación salió esta tarde a responderle a Alberto Fernández, luego de que el presidente electo asegurara que los casos de sarampión en la Argentina aumentaron a causa de la menor cantidad de vacunas dadas por la Secretaría de Salud.

“El Ministerio de Salud y Desarrollo Social informa que nunca hubo faltantes de la vacuna contra el sarampión. Además, desde la Secretaría de Gobierno de Salud se adquirieron un 40% más de dosis de vacuna contra el sarampión para hacer frente al brote de la enfermedad que tiene curso desde septiembre”, indicó el comunicado emitido por esa cartera.

El martes por la tarde, en una entrevista con Radio con Vos, Alberto Fernández había afirmado que, en su primer contacto con Kristalina Georgieva, le comunicó que el gobierno de Macri “ajustó tanto que dejaron de dar vacunas y reaparecieron enfermedades”, en alusión al sarampión.

Este miércoles, volvió a arremeter contra el oficialismo. “Ya son 61 los casos confirmados de sarampión porque el ajuste de este Gobierno llegó a la inmoralidad de no garantizar la vacunación. Estos son los efectos de cumplir con el programa del FMI a cualquier precio. Debemos corregirlo con urgencia”, expresó a través de Twitter.

De acuerdo al comunicado del Gobierno, dentro de las medidas adoptadas por la Secretaría de Gobierno de Salud para hacer frente a la situación de brote en regiones de nuestro país, se estableció la aplicación de una “dosis cero” a niños de entre 6 y 11 meses inclusive, que residen en la Ciudad y en las regiones V, VI, VII y XII de la provincia de Buenos Aires, a fin de prevenir la enfermedad y evitar su propagación, complicaciones graves y muertes.

El sarampión es una afección viral muy contagiosa y potencialmente grave, que se propaga fácilmente cuando la persona infectada elimina secreciones respiratorias al hablar, toser o estornudar, o por estar en contacto con cualquier objeto contaminado. Afecta sobre todo a los niños y en algunos casos puede ser letal.

Los síntomas de alerta son: fiebre alta (más de 38°C) y erupción en la cara y cuello que se puede extender al resto del cuerpo. La vacuna Triple Viral SRP es la indicada para prevenir la enfermedad. Es obligatoria y debe ser aplicada a los niños al cumplir el año de vida y luego al ingreso escolar según el Calendario Nacional de Vacunación.