Santa Fe en el podio de contagios con AMBA: por qué creció la expansión del Covid-19 en la provincia

La provincia liderada por Omar Perotti es la tercera con más positivos de COVID-19 de Argentina. También récord de contagios en Rosario.
El Canciller - Comentarios

Con 14.701 personas positivas de COVID-19, Santa Fe se ubicó en el top tres de provincias con más infectados. Este miércoles, alcanzó los 1.089 casos y se convirtió en el primer distrito, fuera de Ciudad y de Buenos Aires, en superar los 1.000 contagios en un día.

Durante el miércoles, la diferencia de infectados entre la provincia gobernada por Omar Perotti y la city porteña fue de 175 casos.

También el récord de casos se replicó en Rosario con un total de 532 afectados de coronavirus en 24 horas. Casi la mitad de los infectados de la provincia está en esa ciudad que suma 7.247 positivos desde el inicio.

Mientras que los fallecidos por COVID-19 en Santa Fe ascienden a 153 personas, con las nueve muertes que fueron informadas este miércoles.

Hasta el momento, 188 jurisdicciones, entre municipios y comunas, registraron al menos un caso de COVID-19. La cifra representa que en más del 50% de las jurisdicciones hubo contagios.

En las últimas semanas, el “aceleramiento” de contagios en Santa Fe condujo al gobernador a decretar la suspensión de la mayorías de las actividades desde el sábado pasado. La medida tiene una duración de 14 días para evitar nuevos positivos en los departamentos de Rosario, San Lorenzo, General López, Caseros y Constitución.

La suspensión incluyó a comercios mayoristas y minoristas de rubros no esenciales, los shoppings, las profesiones liberales, de personal doméstico y actividades religiosas.

Los restaurantes y bares volverán a funcionar solo bajo modalidad delivery y take away hasta las 22hs.

También afectó al espacimiento al aire libre. Las caminatas recreativas fueron prohibidas para mayores de 60 años y la población de riesgo, y permiten que el resto camine en un radio que no supere los 500 metros del domicilio y hasta las 19.30hs.

Te recomendamos leer

Rosario en alerta

La ciudad santafesina de Rosario tiene más de la mitad de los positivos de coronavirus de toda la provincia. Con 1.300.000 de habitantes, los infectados llegan a 7.247. En los últimos diez días, el pico más bajo de contagios fue de 287 y el más alto de 532 (este miércoles).

La circulación del virus se desplegó cuando abrieron la mayoría de las actividades (no esenciales) en junio. El problema es que los especialistas estiman que si los contagiados llegan de 700 a 1.000 por día, el sistema de salud no dará a basto. Hasta el Secretario de Gobierno de la ciudad, Gustavo Zignago, dio positivo.

Recién después de 20 días de dispuestas las suspensiones se podrá determinar si dieron resultado o no. La ciudad duplica casos cada 11 o 12 días.

Solo en agosto se registraron 3.462 casos, es decir, casi el 85% del total de contagios que tuvo la ciudad desde el comienzo de la pandemia.

La línea 0800-555-6549 no funciona, nadie te atiende. Tengo conocidos que se pudieron contactar con el número recién una semana después de llamar”, explica una residente de la ciudad que está contagiada. Y agrega: “El Ministerio de Salud debe comunicarse con los infectados para controlar cómo se sienten, a mi nunca me llamaron”.

La Universidad Nacional de Rosario habilitó una línea para que la población pueda consultar sobre el COVID-19.

A su vez, sostiene que la cantidad de infectados por día deben ser más que los informados diariamente. Dado que el problema que enfrenta la ciudad es la tardanza en la entrega de los testeos, pueden llegar a demorar una semana. Por lo cual, en ese período se pueden producir contagios en el caso de los asintomáticos.

Las calles rosarinas repletas de personas semanas atrás.

En algunos trabajos solicitan el alta epidemiológico expedido por la provincia. Sin embargo, el sistema está saturado para brindar el certificado, por eso, los empleadores comenzaron a aceptar certificados de alta firmados por médicos particulares.