Rosenkrantz y Rosatti: revela Pagni nuevos blancos de D’Alessio y cuestiona el silencio del Gobierno

El Canciller - Comentarios

La causa de espionaje ilegal que inició con la denuncia del empresario Pedro Etchebest sobre Marcelo D’Alessio sigue teniendo ramificaciones y podría llegar a una dimensión inusitada. Según reveló Carlos Pagni, el exagente de la AFI, Rolando Rolo Barreiro, habría confesado ante el juez Alejo Ramos Padilla que la red paraestatal espió a Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, previo a que asumieran como integrantes de la Corte Suprema de Justicia.

Barreiro, que participaba de las maniobras ilegales junto al falso abogado, se acogió a la figura del arrepentido. Tras abandonar la AFI en 2016, se dedicó a trabajar para Silvia Majdalani, la número dos del organismo de inteligencia, encargada de manejar el aparato operativo del espionaje y de diálogo directo con Mauricio Macri.

El juez federal de Dolores citó a declarar este jueves -en calidad de testigo- a Gabriel Bouzat, socio de Rosenkrantz y presunta víctima del espionaje. No obstante, ese mismo día está citado en la Comisión Bicameral de Inteligencia Gustavo Arribas, el titular de la AFI y confidente del presidente. También lo hará Majdalani.

En este contexto, el editorialista apuntó contra el silencio del Gobierno nacional, que semanas atrás le inició un juicio político a Ramos Padilla. “¿Lo que más llama la atención de todo esto? El silencio incómodo del Gobierno. Porque en un momento en el que necesita exhibir más que nunca el rasgo identitario de la transparencia, le aparece este submundo de la inteligencia”, puntualizó.

Por otra parte, según consignó La Política Online, Barreiro también habría revelado en su declaración testimonial que Leonardo Fariña habría acordado su testimonio como arrepentido con Germán Garavano, mediante su exabogada Giselle Robles.

En medio de la recesión económica y en momentos en que la imagen del presidente alcanzó su pico más bajo desde que asumió, la posibilidad de que se confirme un escándalo institucional de tamaña magnitud podrían dejar a la deriva las aspiraciones electorales de Macri. Y lo que empezó como una denuncia vinculada a la causa de los cuadernos podría derivar en las principales portadas internacionales.