Refuerza Patricia Bullrich la política de mano dura: “Chocobar fue parte de la solución, no el problema”

El Canciller - Comentarios

Tras dos semanas complicadas por los casos tildados como “gatillo fácil” por el asesinato de dos personas a manos de la policía, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, reforzó la nueva política de mano dura para las fuerzas y apuntó contra los gremialistas.

En referencia a las muertes de Facundo Burgos y Mauro Garfagnoli, de 12 y 38 años respectivamente, la Ministra señaló que en ambos casos los efectivos habían dado la voz de alto, por lo que dispararon luego de que no la acataran.

“Si un policía le da la voz de alto a alguien, esa persona se tiene que detener. Si no lo hace, la policía debe actuar”, argumentó en diálogo con Julio Blanck, en Código Político, por TN.

Recordando el caso de Luis Chocobar, el policía de La Boca que asesinó a un asaltante de dos disparos por la espalda, Bullrich ratificó su respaldo al oficial y subrayó que “Chocobar no fue parte del problema, fue parte de la solución”.

Y agregó: “No necesitamos un policía que no actúe porque si no lo hace, lo matan. Lo que tiene que estar en primer plano es la vida de la gente, los policías no pueden pensar cinco veces antes de actuar porque sino la sociedad sufre cada vez más robos”.

Además, puso en contraposición el caso de un policía que fue acribillado en la puerta de su casa por un delincuente que venía de una marcha de la UTA e intentó asaltarlo al ingresar a la vivienda.

Finalmente, justificó la nueva Doctrina Chocobar mostrando orgullo porque “hay menos policías muertos” y reclamó un profundo debate al asegurar que prefiere “un país sin policías, antes que un policía que no pueda actuar” porque se transforma “en un policía inútil”.