Rechazo a los traslados de Bruglia, Bertuzzi y Castelli: el Senado vota (y la Corte espera para resolver)

El destino de los tres magistrados será determinado por la Cámara Alta. Qué podría resolver el Máximo Tribunal si las causas llegan a través de recursos extraordinarios.
El Canciller - Comentarios

“Téngase presente para el momento de la resolución final en la causa”. Con un despacho simple por parte de la Corte Suprema en respuesta al pedido de “inmediata intervención” de los camaristas Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia, los supremos se apartaron de resolver el per saltum. En realidad, optaron por esperar. De esta manera, el Senado votará hoy para definir si los jueces vuelven a su antiguo tribunal o continúan en la Cámara Federal, con un final abierto respecto del posicionamiento que podría tener el máximo Tribunal.

Hasta el momento, los cortesanos no se expidieron sobre el recurso de salto de instancia que presentó el juez  del Tribunal Oral Federal (TOF) N° 7, Gabriel Castelli. Tal como falló con los camaristas, se espera que rechace también lo solicitado por el ex magistrado del TOF N°3 de San Martín.

Los magistrados tendrán que interponer recursos extraordinarios (REX) para llegar a una decisión de la Corte sobre el fondo de la cuestión.

En paralelo, ya está todo listo para la sesión especial pedida por el oficialismo para intentar anular los traslados de los tres jueces. Si el Senado logra hacer caer los traslados, se publicará en el Boletín Oficial. Luego será el turno de la Cámara Federal de Casación Penal que deberá reubicar a los camaristas en el TOF N°4, donde solían trabajar.

Te recomendamos leer

Un conflicto en varios niveles

Los jueces de primera instancia y la cámara del fuero Contencioso Administrativo Federal rechazaron en distintas oportunidades los recursos que interpusieron tanto los camaristas como Castelli.

Tras la decisión de la Corte de este martes, la Sala V de la Cámara Contencioso Administrativo Federal podrá resolver la apelación de Bruglia y Bertuzzi ante el rechazo de su amparo para frenar al Senado. Esa será la vía para llegar hasta los supremos.

En primera instancia, la jueza Ana María Biotti les había rechazado la acción de amparo y la Cámara les había negado una medida cautelar con el fin de parar el procedimiento del Senado.

Reunión de la Comisión de Acuerdos del Senado para analizar designaciones de Bruglia, Bertuzzi y Castelli. Foto NA

Misma suerte con la Justicia tiene Castelli. Solicitó ante la Cámara en lo Contencioso que se revoque la decisión de la jueza de primera instancia, Macarena Marra Giménez, que no hizo lugar a su amparo para impedir la revisión de su nombramiento.

A su vez, planteó la recusación de la jueza del juzgado N°12, pero la Sala III de la Cámara mencionada le denegó el recurso extraordinario federal interpuesto, ya que no era el adecuado.

Los jueces llegaron a esta situación, luego de que el Consejo de la Magistratura resolvió que diez designaciones de magistrados habían sido irregulares o ilegales, porque debieron haber pasado por el acuerdo del Senado. Esto se debe a que eran traslados que implicaban cambio de competencia, jurisdicción o jerarquía, lo cual resulta contradictorio a las acordadas cuatro y siete de 2018 de la Corte Suprema.

Por su parte, el artículo 99 inciso 4 de la Constitución Nacional es claro sobre los requisitos para designar jueces. El procedimiento requiere “la participación del Consejo de la Magistratura, del Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo mediante el acuerdo del Senado”.

Te recomendamos leer

La Corte contra…¿la Corte?

Desde que Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti se sumaron a la Corte Suprema en la gestión de Mauricio Macri comenzaron las divisiones entre los supremos. El otro conflicto que le sucedió fue cuando Ricardo Lorenzetti dejó de ocupar la presidencia del Tribunal y fue reemplazo por Rosenkratz.

La falta de acuerdos entre los miembros se notó a lo largo de estos casi cinco años y se concretó en la “mayoría automática” conformada por Lorenzetti, Maqueda y Rosatti. Mientras que del otro lado estaban el presidente de la Corte y la vice, Elena Highton. Y en los casos en que debían fallar en causas vinculadas a la administración de Cambiemos, solamente Rosenkrantz votaba a favor.

Highton, Lorenzetti y Maqueda

Si Bertuzzi, Bruglia y Castelli interponen REX, la Corte tendrá que decidir si les hace lugar y en caso de que sea así, deberá resolver sobre el fondo de la cuestión: ¿fueron bien designados o no? Y así enfrentarán una anterior decisión. A los traslados de los camaristas, los supremos le dieron el visto bueno en 2018 a través de una acordada, a pedido de una consulta del ex ministro de Justicia, Germán Garavano.

Así, los jueces se encuentran contra la espada y la pared. Los cinco miembros deberán tomar una definición que, en uno u otro sentido, terminará por contradecir sus propias acordadas.

Esto se da en el marco de un renovado protagonismo del Máximo Tribunal. Los cortesanos, por ejemplo, deben resolver es el recurso interpuesto por el defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, luego de que el Gobierno suspenda la fórmula de movilidad jubilatoria. También Larreta busca llegar al Máximo Tribunal con el objetivo de que la Justicia restituya el punto de fondos de coparticipación que Nación le sacó para darle a la Provincia.

Los cinco supremos. Foto: CIJ.

Además de resolver conflictos, los supremos enfrentan la posible reforma del tribunal que es analizada por una comisión elegida por el Ejecutivo. La idea que se baraja es dividirla en salas y aumentar el número de ministros. Todo indica que nos acercamos a un nuevo conflicto entre Poderes.