Por qué no te podés perder la quinta temporada (ni todas las anteriores) de “Peaky Blinders”

Este viernes, Netflix estrenó la quinta temporada de “Peaky Blinders". Acá te contamos algunos de los motivos para no dejar de verla.
El Canciller - Comentarios

Este viernes llegó a la pantalla de Netflix la quinta temporada de Peaky Blinders, una de las series más exitosa de los últimos años. La audiencia creció de forma exponencial con el correr de las temporadas, luego de un comienzo algo tibio, y alcanzó niveles superlativos cuando el gigante del streaming decidió comprar los derechos para transmitirla por fuera del Reino Unido.

La historia del ascenso de la familia Shelby, creada y escrita por Steve Knight, cambió por completo la vida turística de Birmingham, la gris ciudad industrial donde transcurre la mayor parte de la serie (aunque no se haya filmado nada ahí).

Esta violenta familia de gitanos irlandeses se metió en todos los hogares del mundo (David Bowie, David Beckham, Snoop Dogg y Mauricio Macri se declararon fans de la serie) y acá te contamos algunos de los motivos por los que no te la podés perder.

Los personajes

El líder total y absoluto de los Peaky Blinders, y el alma de la serie, es Tommy Shelby, un hombre tan ambicioso e inteligente como violento. Interpretado por Cillian Murphy, traspasó la pantalla incluso hasta convertirse en un referente de la moda, su corte de pelo y su estética en general se transformaron en un ícono ineludible. Su tía Polly Gray (Hellen McCrory) crece capítulo a capítulo hasta convertirse en una mujer que despierta todo tipo de sentimientos entre los espectadores.

tommy

Paul Anderson (Arthur Shelby), Sophie Rundle (Ada Shelby), Joe Cole (John Shelby), Harry Kirton (Finn Shelby) y Finn Cole (Michael Gray) completan el clan familiar que manda en las calles de Birmingham con puño de acero.

Resaltan las actuaciones, también, de Adrien Brody, que interpreta a Luca Changretta un mafioso siciliano que llega desde Nueva York en busca de venganza, y de Tom Hardy, en el papel de Alfie Solomons, un mafioso judío que vive en Londres y tiene negocios con los Peaky Blinders.

La música

La banda sonora de la serie es uno de los puntos más altos de la producción. Algunos de los artistas que suenan son David Bowie, Black Sabbath, Jack White, The White Stripes, The Arctic Monkeys, Nick Cave & The Bad Seeds, Tom Waits, Johnny Cash o PJ Harvey. Como para poner el volumen al máximo.

La playlist del soundtrack que recolecta todas las canciones que suenan en la serie tiene en Spotify más de 280 mil seguidores. La certeza y efectividad con la que suenan estas canciones actuales en los momentos, en la fotografía y el ambiente general de la serie es otro de los grandes aciertos que la hacen especial.

El contexto

La serie comienza en los años post Primera Guerra Mundial, con lo que ello significó para Birmingham, una típica ciudad industrial inglesa con sus paredes de ladrillos, humo y chimeneas. Clásica imagen de los años 20 en Gran Bretaña, a lo que se le suman elementos como algo de comunismo, el IRA, las apuestas ilegales y policías corruptos.

Peaky Blinders

Conforme avanza la serie van sumándose nuevos escenarios, como Camden Town en Londres, regido por Alfie Solomons, con un Tom Hardy descomunal, o un vistazo de Nueva York donde los Shelby sufren la caída de la bolsa de valores en 1929.

El paulatino ascenso del fascismo es otro de lo momentos históricos que empiezan a suceder alrededor de esta oscura pero querible familia de delincuentes.